Tendencias21
EEUU desarrollará un ejército de nano-soldados biónicos

EEUU desarrollará un ejército de nano-soldados biónicos

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada para la Defensa (DARPA) ha encargado a la Universidad Tufts el desarrollo de unos nano-soldados que se construirán con biomateriales y cuya estructura y funcionamiento estarán basados en la biomecánica de las orugas, lo que les permitirá introducirse en edificios enemigos a través de una rendija bajo la puerta, un conducto para el cableado o un agujero en un muro. Esta nueva generación de robots se llama Chembots (de Chemical Robots) y una vez llevado a cabo su cometido en territorio hostil, pueden autodestruirse y biodegradarse completamente. Por César Gutiérrez.

EEUU desarrollará un ejército de nano-soldados biónicos

Quizá el lector haya tenido alguna vez ante sus ojos una oruga del tabaco (también conocida como gusano Goliat y de nombre científico Manduca sexta). Si es así, podrá hacerse una idea visualmente aproximada del aspecto que tendrán los futuros soldados biónicos (chembots) que la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada para la Defensa (DARPA en inglés) pondrá al servicio de las fuerzas armadas estadounidenses.

Los chembots (de Chemical Robots) pesarán entre 2 y 200 gramos, y serán capaces de desplazarse a largas distancias. Su extrema flexibilidad y la naturaleza gelatinosa de los materiales que se usarán para su construcción les permitirán introducirse en ambientes hostiles a través de rendijas, aberturas y agujeros mucho más pequeños que ellos mismos y, una vez al otro lado, metamorfosearse y adquirir un tamaño 10 veces más grande, así como la consistencia sólida necesaria para realizar su tarea.

El trabajo de estos nano-soldados biónicos podrá ser dirigido por control remoto, o bien realizado de forma totalmente autónoma por los chembots, que se comunicarán de forma inalámbrica y serán también autónomos e independientes en lo que respecta a sus fuentes de energía. Una vez llevado a cabo su cometido en territorio hostil, se auto-aniquilarán y bio-degradarán completamente.

Otra sorprendente capacidad de estos micro-soldados es que podrán portar a su vez a otros chembots más pequeños aún, que se desplegarían una vez transportados por los primeros a su objetivo para ejecutar sub-misiones en las que fuera necesaria una extrema miniaturización, según explica la DARPA en la descripción del proyecto, donde detalla el tipo de nano-soldados biónicos que quiere desarrollar.

Ciencia y defensa

También la Universidad Tufts, a la que pertenecen los científicos que desarrollarán e implementarán el proyecto, informa que los chembots serán capaces de realizar misiones y operaciones imposibles para cualquier máquina (o ser humano) actual. Los innovadores artefactos podrán desplazarse a lo largo de cables, cuerdas o alambres, así como trepar a árboles y otras estructuras.

En la Tufts subrayan la utilidad de esta nueva generación de robots, por ejemplo en la recopilación (y trasmisión) de información desde el interior de un mecanismo explosivo, que los chembots serían asimismo capaces de desactivar, así como en la detección de campos de minas o en operaciones de búsqueda y rescate en condiciones peligrosas. Fuera del ámbito militar, la utilidad de los chembots sería también evidente para el diagnóstico médico.

Armas de seda

En el proyecto se dan cita varias disciplinas científico-tecnológicas y diversas áreas de investigación avanzada, desde la nanotecnología a la neurociencia, pasando por la ingeniería genética, la bio-ingeniería de tejidos y, por supuesto, la robótica.

Fascinado por la forma en que la oruga Manduca controla sus movimientos mediante un cerebro relativamente simple y por el sorprendente grado de flexibilidad de los mismos careciendo aquélla de las complejas articulaciones de un vertebrado, el neurobiólogo Barry Trimmer (principal investigador involucrado en este proyecto junto al catedrático de ingeniería biomédica David Kaplan) ha estado estudiando a este animal durante varios años y ahora tendrá oportunidad de implementar esos biomecanismos en los chembots.

Por su parte, Kaplan, cuyo laboratorio se centra en la ingeniería de biopolímeros, ha dedicado años a estudiar la increíble resistencia conseguida por las arañas y los gusanos en sus telas y capullos a partir de un material tan flexible como la seda. La ingeniería genética y la nanotecnología se dan cita en sus manos como herramientas para el desarrollo de una proteína de fusión que combina esas propiedades de la seda con la compleja estructura del silicio.

Junto a Trimmer y Kaplan participarán en este proyecto prestigiosos expertos en ingeniería eléctrica, mecánica, computación y robótica.

El prestigio, el altísimo nivel de exigencia científica y la trayectoria de eficacia y resultados tanto de la Universidad Tufts como de sus investigadores, sumados a la claridad de ideas de la DARPA en lo que referente al tipo de artefactos con los que quiere contar para su incorporación a las fuerzas armadas (por no hablar del multimillonario contrato que hay de por medio), enmarca pues este proyecto en apariencia futurista y fantástico en nuestro mundo real y no muy lejos de nuestro presente, en los que cabe augurarle un más que probable éxito y donde no tardaremos demasiado en ver los primeros prototipos de estas gelatinosas milicias.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Detectan misteriosos objetos "invisibles" flotando en el espacio profundo 22 julio, 2024
    Los investigadores sugieren que delante de los púlsares, los restos altamente magnetizados de estrellas muertas que giran como faros cósmicos, pueden estar navegando enormes masas invisibles, provocando retrasos apenas perceptibles en las señales de radio emitidas. Teniendo en cuenta que creen que no se trata de planetas ni pueden confirmar aún que respondan a la […]
    Pablo Javier Piacente
  • El agua de la Tierra pierde oxígeno rápidamente y podría ser muy grave para el planeta 22 julio, 2024
    Los suministros de oxígeno disuelto en cuerpos de agua en todo el mundo están disminuyendo rápidamente: los científicos indican que es uno de los mayores riesgos para el sistema de soporte vital de la Tierra, y que habría que incluir el problema como un nuevo límite planetario, que son umbrales dentro de los cuales la […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los drones ya pueden surcar en masa los cielos de las ciudades inteligentes 22 julio, 2024
    Gracias a la IA, es posible gestionar con éxito el tráfico de hasta 100 drones en un área circular de 250 metros de ancho, lo que abre el camino a una nueva fase de UAS autónomos, útiles para futuras ciudades inteligentes y el control de tráfico aéreo descentralizado.
    Redacción T21
  • Descubren el «motor» genético que hace funcionar al reloj circadiano del cerebro 22 julio, 2024
    El reloj circadiano, encargado de controlar los tiempos en el cerebro, recibe una importante ayuda del gen Npas4, que le permite «ordenar» la actividad de otros genes para poder mantener de esta forma la regulación de los ritmos temporales. Es la conclusión a la que ha arribado un grupo de científicos del Centro Médico Southwestern […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un sistema de defensa planetaria "redescubre" al temido asteroide Apophis 21 julio, 2024
    Un centenar de científicos de 18 países llevaron adelante un “simulacro” de lo que sería un escenario de posible impacto contra la Tierra de un asteroide peligroso. En ese marco, evaluaron nuevamente al asteroide Apophis, que no presenta riesgos reales durante más de 100 años, y definieron sus características. El ejercicio resultó exitoso, tanto en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Pulpos, calamares y cangrejos pueden sentir lo que les hacemos 20 julio, 2024
    Los científicos insisten: hay suficientes indicios de que invertebrados marinos, como los pulpos, calamares, camarones y cangrejos de río, pueden sentir emociones, al igual que los peces y otros vertebrados, lo que plantea un debate moral en la sociedad humana.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los tiburones podrían tener el secreto de la longevidad 19 julio, 2024
    Los tiburones centenarios de Groenlandia podrían contener el secreto para vivir más tiempo: pueden sobrevivir durante al menos 272 años, pero podrían llegar a vivir hasta 400. Los investigadores creen que descubrir los secretos de cómo envejecen estos peces puede ayudar a los humanos a desarrollar vidas más largas y saludables.
    Pablo Javier Piacente
  • Desarrollan un modelo de IA que crea proteínas que no existen en la naturaleza 19 julio, 2024
    El modelo ESM3 de Inteligencia Artificial (IA) creado por ex-científicos de Meta puede "escribir" nuevas proteínas desde cero, abriendo grandes posibilidades para el progreso de la biología sintética. Los investigadores desarrollaron con este enfoque una nueva proteína fluorescente que comparte solo el 58% de su secuencia con proteínas fluorescentes naturales.
    Pablo Javier Piacente
  • El cerebro puede estar dormido y despierto al mismo tiempo 19 julio, 2024
    Los científicos han descubierto que pequeñas regiones del cerebro pueden tomar “micro-siestas” mientras el resto del cerebro permanece despierto, y viceversa. Este hallazgo desafía las concepciones tradicionales sobre los estados de sueño y vigilia, y abre nuevas vías para entender la consciencia humana.
    Redacción T21
  • Los neandertales desaparecieron al fusionarse con los humanos modernos 18 julio, 2024
    Los investigadores revelaron una historia de entremezcla e intercambio genético entre neandertales y humanos modernos durante los últimos 250.000 años, que sugiere una conexión mucho más íntima entre los dos grupos de homínidos de lo que se creía anteriormente. Además, concluyen que probablemente los neandertales no se extinguieron, sino que se fusionaron e integraron con […]
    Pablo Javier Piacente