Tendencias21

Aguantamos mejor los malos olores de “los nuestros»

Dos experimentos realizados en el Reino Unido con camisetas sudadas han demostrado que la gente siente menos asco hacia aquellas sudadas por personas afines. La causa subyacente a este hecho es un instinto evolutivo arcano destinado a evitar enfermedades.

Aguantamos mejor los malos olores de “los nuestros

Cabría pensar que “un mal olor es un mal olor”, y que da igual de donde venga. Pero no, según un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences  (PNAS), aguantamos mejor los malos olores de “los nuestros”.
 
Según informa Cordis, esto fue comprobado en un experimento de la Universidad de St. Andrews y la Universidad de Sussex (Reino Unido), consistente en pedir a cuarenta y cinco estudiantes que sostuvieran y olieran una camiseta sudada con el logotipo de la Universidad de Brighton (una universidad cercana a la de Sussex y con la que existe una rivalidad amistosa) o de su propia universidad, y calificaran su sensación de repulsión en una escala de uno a siete.

Los resultados mostraron que los participantes sentían considerablemente menos repulsión cuando creían que la camiseta sudada provenía de un integrante de su mismo grupo (otro estudiante de su propia universidad) y no de un miembro de otro grupo (un estudiante de la Universidad de Brighton rival).

Repulsión y organización social

En un segundo experimento,  estudiantes voluntarios llevaron a cabo una tarea similar en la que se les dijo que las camisetas se las habían puesto estudiantes en general o bien estudiantes de otra institución rival, la Universidad de Dundee.

A diferencia del primer experimento, en lugar de calificar sus sentimientos de repulsa al oler las camisetas, se solicitó a los participantes que se lavasen las manos. Se apreció que aquellos a los que se les dijo que las camisetas eran de estudiantes de Dundee (un grupo de forasteros) se dirigieron al lavabo más rápido y utilizaron más jabón.

Los científicos concluyen de estos resultados que “en muchos sentidos, la repulsión es la emoción de la organización social. Es la que separa a las personas, y para unirlas es necesario atenuarla”.

Asimismo explican que los resultados señalan la existencia de un instinto evolutivo destinado a evitar enfermedades pues “atenuar la repulsión puede implicar que se baje la guardia en prácticas que contribuyen al contagio de enfermedades, esto es, una mayor predisposición a compartir comida y bebida, quedarse cerca de personas enfermas y no irse cuando tosen, etc”.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Crean dimensiones sintéticas a partir de un nuevo estado de la materia 27 febrero, 2022
    Científicos norteamericanos han conseguido crear dimensiones sintéticas excitando con láser unos átomos gigantes que representan un nuevo estado de la materia. Imitan las interacciones cuánticas que se producen cuando los electrones fluctúan más allá de las dimensiones clásicas.
    Redacción T21
  • Descubren en Rio Tinto minerales que pueden secuestrar metales pesados 26 febrero, 2022
    Una nueva investigación ha detectado en la cuenca de Río Tinto unas minerales que tienen la capacidad de secuestrar metales pesados. Esos mismos minerales han sido descubiertos en Marte, lo que sugiere que en el pasado fue más húmedo y templado. Pero el científico español que participó en esta investigación, Ricardo Amils, advierte: la existencia […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El ADN antiguo revela los cambios sociales en África que dieron forma a la historia humana 25 febrero, 2022
    El análisis del ADN antiguo permitió descubrir detalles de los cambios ocurridos hace 50.000 años en África, que explicarían cómo evolucionaron los humanos que se quedaron en el continente luego de la expansión del Homo sapiens hacia otras partes del planeta. En ese momento, casi al mismo tiempo que las personas comenzaron a mudarse a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Dos monstruosas ondas de choque, más grandes que la Vía Láctea, se propagan por el espacio 25 febrero, 2022
    Una gigantesca colisión de dos cúmulos de galaxias estremeció al Universo hace 1.000 millones de años: produjo un par de ondas de choque de proporciones descomunales, que en la actualidad brillan intensamente en longitudes de onda de radio, abarcando un espacio sesenta veces superior al diámetro estimado de 100.000 años luz de la Vía Láctea. […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los dinosaurios murieron en primavera 25 febrero, 2022
    La extinción de los dinosaurios ocurrió en la primavera de hace 66 millones de años, lo que explica por qué muchas aves y mamíferos sobrevivieron al impacto de un asteroide de 10 kilómetros de ancho que resultó demoledor para la vida en todo el planeta.
    InsideScience/T21
  • Neuronas y dendritas especializadas desarrollan la matemática cerebral 25 febrero, 2022
    Dos investigaciones diferentes han desvelado la importancia de las matemáticas para el cerebro: no solo tiene neuronas especializadas en sumar y restar, sino también dendritas que realizan cálculos complejos para procesar la información sensorial.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren en Inglaterra una “cápsula del tiempo” de la Edad de Hierro 24 febrero, 2022
    Una “cápsula del tiempo” descubierta en el noroeste de Inglaterra es el registro más completo de la vida de la Edad del Hierro jamás recuperado: diez casas circulares y más de 5.000 artefactos, que datan del año 800 antes de Cristo, permitirán entender por primera vez y en profundidad las prácticas culturales y rituales de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Revolucionario descubrimiento sobre una misteriosa y rápida señal de radio 24 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que una serie de ráfagas de radio rápidas (FRB) detectadas el año pasado no solo se ubican mucho más cerca de nosotros de lo que pensábamos, sino que además aparecen en un cúmulo globular, un grupo de estrellas muy antiguas, algo totalmente inesperado y revolucionario para los astrónomos.
    Pablo Javier Piacente
  • Los metamateriales pueden resolver ecuaciones a la velocidad de la luz 24 febrero, 2022
    La computación analógica basada en interacciones de ondas electromagnéticas con metamateriales ha hecho posible el diseño de un ordenador analógico óptico y compacto que puede resolver ecuaciones diferenciales casi al instante.
    N+1/T21
  • La criptografía cuántica funciona también a través del aire urbano 24 febrero, 2022
    Físicos rusos han probado con éxito la criptografía cuántica por el aire en un entorno urbano: combinaron equipos de seguridad de la información cuántica con tecnología de transmisión de datos por láser y evaluaron la influencia de las condiciones climáticas en la calidad de su sincronización.
    Eduardo Martínez de la Fe