Tendencias21

Algunas de las series de TV más vistas por los jóvenes transmiten una visión idealizada de la violencia

Un trabajo de la Universidad de Sevilla, publicado en la revista , ha analizado la violencia en las series españolas y ha concluido que , de Telecinco, es la más violenta de las cinco que se han estudiado. Pese a que otras series tienen una mayor cantidad de escenas o minutos de violencia, este estudio considera que la serie de Telecinco es la que transmite valores más perjudiciales a los jóvenes sobre la percepción de las conductas agresivas y sus consecuencias. Según señala Sara González, la autora del trabajo, en esta serie se da una mayor confluencia de aquellos principios negativos que contribuyen al aprendizaje y a la imitación de las conductas por parte de los jóvenes espectadores, que son los que, mayoritariamente, consumen este tipo de formato. González contabilizó la cantidad de escenas y el número de minutos con contenido violento de la primera temporada de las series , de las cuales tan solo tiene la clasificación de . Estos cinco espacios se eligieron por ser las cinco series nacionales emitidas durante los últimos cinco años (2007-2011, ambos inclusive), que han registrado como mínimo un 20% de share de media en su primera temporada y cuyos contenidos han sido consumidos, principalmente, por un público comprendido entre los 16 y los 30 años, señala González. Por ejemplo, en , la serie con más proporción de minutos violentos, hay más de una hora de violencia en total, de las 11 horas que suma su primera temporada. El estudio destaca en el lado opuesto el caso de , que tiene siete minutos de violencia en las siete horas que duran los seis capítulos de su temporada inicial. El trabajo destaca algunos principios violentos que se observan en Sin tetas no hay paraíso, como el atractivo físico del protagonista, "el Duque", –que suele ser el agresor–, la ejecución de acciones violentas como única solución a los problemas, la ausencia de castigos tras la acción violenta o la asociación entre masculinidad y agresividad.

RedacciónT21

RedacciónT21