Tendencias21

Decidir en lo alto de un rascacielos es más arriesgado

Tomar decisiones en lo alto de un rascacielos implica asumir mayores riesgos porque la altura de la oficina aumenta el efecto subconsciente de la percepción del poder. Este “efecto de la planta alta” desaparece cuando los directivos y asesores son informados de su influencia.

Decidir en lo alto de un rascacielos es más arriesgado

La altura de la planta de un edificio de oficinas aumenta la tentación de tomar decisiones arriesgadas debido al sentimiento de prepotencia que genera en los directivos, ha descubierto una investigación de la Universidad de Miami, en Ohio, publicada en la revista Journal of Consumer Psychology.

A través de una serie de experiencias, psicólogos de esta universidad han constatado que las personas que se encuentran en las plantas más altas de los edificios de oficina están más dispuestas a asumir mayores riesgos financieros en las operaciones empresariales.

Esto se debe, según explican en un comunicado, a que a medida que aumenta la altura de la oficina, emerge en estas personas un efecto subconsciente sobre la percepción del poder: “este sentimiento de poder exacerbado se traduce en un comportamiento más arriesgado”, según el autor principal,  Sina Esteky.

La investigación analizó los datos de más de 3.000 fondos especulativos en el mundo, con unos activos superiores a los 500.000 millones de dólares. Relacionó el nivel de fluctuación de los fundos con la altura de las oficinas ocupadas por cada una de las empresas.

Mayor volatilidad

Y observó que la volatilidad de los fondos gestionados por estas empresas subía a medida que la oficina estaba situada en pisos más altos, hasta llegar a la planta 96. Además, los investigadores tuvieron la original idea de pedirle a los directivos que tomaran una decisión financiera mientras subían o bajaban en un ascensor de cristal de un rascacielos.

Así descubrieron que cuando los directivos llegaban a la planta 72, estaban más inclinados a tomar un riesgo asociado a un beneficio o una pérdida importante. Los que bajaban en el ascensor, preferían jugar a la lotería y esperar un beneficio aleatorio y más moderado.

En otro momento, realizaron un ejercicio con otros participantes que, o bien estaban al nivel de la calle, o bien en la tercera planta de un edificio universitario. Se les pidió que tomaran 10 decisiones que implicaban diferentes niveles de riesgo o beneficio. Y de nuevo comprobaron que los que trabajaban en la tercera planta tomaban decisiones más arriesgadas que los que tenían el despacho a nivel de la calle.

Efecto de la planta alta

Lo sorprendente de esta investigación es que el “efecto de la planta alta” en la toma de decisiones económicas desaparece súbitamente cuando los participantes son advertidos de que la altura de la oficina influye en su decisión. Tampoco se da cuando los participantes subían o bajaban en un ascensor cerrado, sin posibilidad de ver la altura respecto a la calle.

La conclusión de este estudio es que, cuando las personas se dan cuenta del impacto potencial del “efecto de la planta alta”, lo asumen y valoran con otros parámetros las decisiones económicas.

Según Sina Esteky, “el cerebro es muy sensible a las factores situaciones sutiles, pero también es muy bueno para corregir sus efectos, de tal manera que una toma de consciencia puede ayudarnos a adoptar decisiones más racionales”.

La recomendación, después de esta investigación, es que cuando buscamos asesoramiento, no sólo para temas financieros, sino para temas médicos o legales, para tomar decisiones importantes, debemos observar también el emplazamiento del despacho que nos acoge (en qué piso está de un edificio) y advertir a nuestros asesores del “efecto de la planta alta”, para que sus recomendaciones sean más racionales y objetivas.

Referencia

The Influence of Physical Elevation in Buildings on Risk Preferences: Evidence from a Pilot and Four Field Studies. Sina Esteky,  Jean D. Wineman, David B. Wooten. DOI:https://doi.org/10.1002/jcpy.1024

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario