Tendencias21

El cambio climático generará 50 millones de desplazados en 2010

El cambio climático podría ocasionar un éxodo masivo de millones de personas hacia zonas más habitables en esta década, pudiendo alcanzar los 50 millones de personas en 2010, informa la Universidad de Naciones Unidas. Estos nuevos refugiados, que ya superan a los desplazados por conflictos bélicos, aún no están contemplados en la ayuda internacional, pero Naciones Unidas recomienda que empiecen a estarlo cuanto antes, ya que lo que se está gestando es un proceso desbordante que afectará a todo el planeta. Por Marta Morales.

El cambio climático generará 50 millones de desplazados en 2010

La contaminación podría obligar a 50 millones de personas a exiliarse de sus lugares de origen de aquí al año 2010, informa la ONU. La degradación del medioambiente en numerosas regiones de nuestro planeta convertirá a tan ingente número de ciudadanos en refugiados, informa la Universidad de Naciones Unidas en un comunicado.

El número de personas desplazadas por desastres naturales derivados del cambio climático se ha multiplicado en los últimos meses: millones de evacuados por los huracanes “Katrina” y “Rita” en el sur de Estados Unidos. Pero hay muchos más efectos medioambientales que harán que este número aumente exponencialmente en los próximos años.

Hay argumentos muy bien fundamentados para creer que la población irá huyendo de condiciones medioambientales excesivamente negativas, que podrían además ir empeorando en los próximos años, mientras que aumentan los efectos del cambio climático, como la desertificación, el calentamiento global o los desastres naturales.

Nueva categoría de refugiados

Aparece por lo tanto una nueva categoría de “refugiados medioambientales” que, en 2004, según El Alto Comisariado de la ONU para Refugiados eran ya 19,2 millones de personas, que incluían a refugiados (9,2 millones), civiles que habían regresado a sus hogares pero seguían necesitando ayuda, desplazados internos, solicitantes de asilo y personas sin nacionalidad.

Esta nueva categoría supera ya a los refugiados por las guerras, y debe empezar a ser considerada en los acuerdos internacionales para refugiados, señala Janos Bogardi, director del Instituto Universitario de las Naciones Unidas para el Medioambiente y la Seguridad Humana, de Bonn, en Alemania. Se debería por tanto incrementar el nivel de apoyo a estas personas, al igual que se hace con los desplazados por una catástrofe natural repentina.

Los desplazados como consecuencia de catástrofes, conflictos armados u otras formas de violencia se benefician de una movilización mundial de los sectores privado y público para darles ayuda financiera, alimenticia y sanitaria. Sin embargo, los millones de desplazados como consecuencia de la degradación progresiva del medioambiente reciben en comparación muy poca ayuda, añade Naciones Unidas.

Múltiples zonas muy afectadas

Las zonas geográficas más afectadas y con más riesgo de exilios masivos son, entre otras, el desierto del Gobi, en China, que avanza 10.000 kilómetros cuadrados al año amenazando a numerosas ciudades; Turquía, cuyos suelos cultivables están padeciendo una erosión acelerada; y las tierras de Egipto, que padecen la acumulación de sales en el suelo o salinización.

El estudio de la ONU señala además que el océano aumenta en 65 kilómetros cuadrados al año en Louisiana, al sur de los Estados Unidos. En el mundo, hay 100 millones de personas que en la actualidad viven en zonas costeras situadas por debajo del nivel del mar.

Por último, se sabe que la mayoría de los refugiados medioambientales son las personas más débiles de las comunidades afectadas: las mujeres y los niños. Nos enfrentamos, según los expertos, a un grave problema, que acentuará la demanda de ayuda, y al que debemos enfrentarnos con nuevas definiciones y fórmulas urgentes.

Marta Morales

Hacer un comentario