Tendencias21
Investigadores suecos ofrecen herramientas para redistribuir el activismo ‘online’

Investigadores suecos ofrecen herramientas para redistribuir el activismo ‘online’

Las redes sociales están muy centralizadas y eso facilita las interferencias gubernamentales, como la de Turquía. Investigadores suecos pretenden poner freno a ese problema, y ofrecen herramientas informáticas para crear redes más distribuidas, que hagan más difícil el «fisgoneo» de los datos personales de la gente que las usa. Por Carlos Gómez Abajo.

Investigadores suecos ofrecen herramientas para redistribuir el activismo 'online'

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan interrumpió las comunicaciones entre sus oponentes cuando cerró Twitter durante el período previo a las recientes elecciones de su país. Pero al hacerlo, proporcionó una prueba más de cuán equivocado puede estar el activismo de las redes sociales. Si las lecciones de Turquía son seguidas en otros lugares, eso podría tener graves consecuencias para la democracia, advierte una nota de prensa del KTH Royal Institute of Technology (Estocolmo, Suecia).

Redes sociales como Twitter y Facebook han permitido niveles sin precedentes de comunicación e incluso se les ha atribuido el mérito de al menos una gran revolución democrática. Sólo hay un problema, señalan los investigadores del KTH: debido a su carácter monolítico, estas redes centralizadas exponen a los usuarios a «interferencias y fisgoneos» como los de Erdogan, señala Sonja Buchegger, profesora asociado de Ciencias de la Computación en el KTH.

Una sola plataforma a gran escala proporciona un blanco más fácil para cualquiera que quiera interferir en la actividad política online, dice Buchegger. «Pero, si Twitter estuviera descentralizado, y hubiera usuarios que se comunicaran y cooperaran directamente, eso no hubiera sido posible».

La buena noticia es que podría haber una respuesta informática para el problema. Buchegger lidera un grupo de científicos de la KTH que están creando bloques de construcción computacional que los desarrolladores podrían utilizar para poner en marcha redes distribuidas y descentralizadas, que no sólo son difíciles de interferir, sino que también protegen a la gente del espionaje del gobierno.

«Internet en sí no está centralizada, y sería difícil de cerrar», recuerda Buchegger. «Fue construida como una herramienta robusta y descentralizada para comunicarse; y podemos hacer lo mismo con otros servicios que ahora están centralizados, como las redes sociales».

Que la demanda hacia ese tipo de redes crezca mucho a corto plazo es difícil de decir. Buchegger señala que es difícil para la mayoría de la gente entender la idea de que su información personal está expuesta en el correo electrónico web y en las plataformas sociales.

«El tema de la privacidad en línea es muy reciente, y la población no está acostumbrada a pensar de esta manera», explica. «Fuera de internet, sabemos cómo proteger nuestra privacidad; sabemos quién nos puede oír por casualidad; vemos quién está en la habitación con nosotros y sabemos si podemos confiar en esas personas; pero en internet en realidad no hemos comprendido quién es el público y cómo cambia con el tiempo».

La investigación de Buchegger se centra en los problemas de privacidad de las redes distribuidas peer-to-peer (P2P), es decir, la infraestructura subyacente de un sistema descentralizado en el que las personas puedan almacenar sus datos fuera del alcance de los mineros de datos o la vigilancia del gobierno .

«Estamos desarrollando estos pequeños bloques de construcción: uno, sobre cómo se hacen contraseñas en un entorno distribuido; otro, sobre la forma de hacer búsquedas en un entorno descentralizado que preserva la privacidad; un tercero, sobre la forma de hacer canales de noticias; otro más, sobre la forma de controlar el acceso», enumera. «Luego se pueden poner los ladrillos juntos y construir un nuevo sistema de comunicaciones: esa es la idea.»

Control detallado

Por ejemplo, se están probando herramientas de cifrado que podrían proporcionar a los usuarios control detallado sobre su vida privada. Se podrían utilizar claves de cifrado para decidir específicamente quién puede acceder o visualizar una determinada pieza de contenido. » La idea es que el usuario no tenga que preocuparse por toda la gente que no desea que tenga acceso, porque por defecto se niega el acceso», explica Buchegger.

La investigación sobre las herramientas de privacidad va directa hacia una de las principales debilidades de las redes centralizadas: que se basan en centros de datos centralizados para el almacenamiento, lo que expone millones de datos personales de la gente a los ojos curiosos.

Las redes sociales revelan, aunque sea involuntariamente, montones de datos personales, incluso de forma pública. Por ejemplo, investigadores de IBM Research han demostrado la capacidad de Twitter para desvelar la localización de sus usuarios, a pesar de no geoetiquetar los mensajes. Los investigadores presentaron un algoritmo capaz de determinar la región, zona horaria, ciudad o incluso dirección exacta con una precisión de casi el 70 por ciento, valiéndose únicamente del contenido de los últimos tuits.

Activismo virtual o real

Buchegger dice que en cuanto a la promoción de la democracia, las redes distribuidas podrían eclipsar a las llamadas «revoluciones de Facebook», alentando un activismo más extendido, sobre todo para aquellos cuya única conexión con la web es con un teléfono.

«Esta es una manera de desarrollar la idea de comunidad, en la que cada vez más personas se reúnen y organizan y comparten recursos,» explica. «Una red descentralizada también sería una especie de patrimonio común, ya que podría imaginarse que la gente con grandes servidores almacenaría datos cifrados de otros. Podría permitir el acceso a los recursos a aquellos que no pueden almacenar tanto en su teléfono».

Mientras que las redes distribuidas ofrecen potencial para una mayor comunicación y una organización más eficaz, Buchegger se apresura a señalar que la tecnología no es una solución rápida para la promoción de la democracia. En última instancia, la acción política depende de que la gente se una en el mundo no virtual. «Existe el peligro de que se piense que sólo porque usted comparte algo en Facebook o en Twitter está haciendo activismo, pero eso no es realmente hacer algo. Las redes pueden llegar a más gente y se utilizan para organizar el activismo físico, pero no son un sustituto para el activismo.»

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Algo invisible podría esconderse bajo la superficie de la Luna 5 julio, 2024
    Las extrañas estructuras arremolinadas de origen magnético que se han descubierto en la Luna y que aún no tienen explicación, podrían crearse a partir de la actividad de algo desconocido que existe en el interior del satélite: un nuevo estudio intenta determinar qué podría ser exactamente lo que está oculto bajo la superficie lunar y […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las explosiones solares extremas combinadas con un campo magnético débil podrían ser un gran peligro para la Tierra 5 julio, 2024
    Los científicos advierten que en momentos en que el campo magnético de la Tierra es débil, las tormentas solares muy intensas podrían tener un efecto dramático para la vida en todo el planeta. Aunque no es posible saber cuándo podría concretarse esta combinación mortal, indican que es necesario estar alertas durante el máximo solar o […]
    Pablo Javier Piacente
  • Se crea el primer acceso gratuito a la superficie lunar 5 julio, 2024
    Un software de código abierto llamado Moonindex facilita a los científicos una herramienta gratuita para explorar el posible uso de los recursos minerales de la Luna en futuras misiones espaciales y para identificar sitios de aterrizaje adecuados.
    Redacción T21
  • Crean el primer robot organoide con materia cerebral humana 4 julio, 2024
    Un sistema de interfaz cerebro-ordenador desarrollado en China combina la materia cerebral humana con un chip para crear un robot híbrido: se trata de un organoide creado en base a células madre en un entorno controlado de laboratorio, que interactúa con electrodos para llevar adelante funciones cerebrales básicas.
    Pablo Javier Piacente
  • Una pierna biónica puede ser controlada por el cerebro y hasta permite escalar o bailar 4 julio, 2024
    Los investigadores han desarrollado una nueva pierna protésica que se puede controlar a través de señales cerebrales: permite caminar a velocidades máximas equivalentes a las personas sin amputación, además de realizar excursiones, escalar y hasta bailar. Se trata de la primera prótesis con estas características que puede ser controlada totalmente por el sistema nervioso del […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren yacimientos de biodiversidad que podrían evitar la sexta gran extinción 4 julio, 2024
    En el mundo hay 16.825 yacimientos de biodiversidad que podrían evitar la sexta gran extinción de la vida en la Tierra. Se encuentran principalmente en los trópicos y subtrópicos y su conservación es asequible y alcanzable.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las células de nuestro cerebro se resisten a morir 3 julio, 2024
    Un análisis comparativo de tejido cerebral post mortem y muestras tomadas de pacientes vivos ha revelado por primera vez diferencias significativas en la forma en que se modifican las hebras de ARN (ácido ribonucleico) durante la vida y al momento de morir, exponiendo nuevos objetivos potenciales para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades.
    Pablo Javier Piacente
  • Las hormigas invasoras hacen autostop para encontrar un nuevo hogar 3 julio, 2024
    Se sabe que los insectos son especialistas en utilizar todo tipo de formas de transporte para atravesar amplias distancias, pero un nuevo estudio ha revelado que las hormigas también dominan el autostop: estos insectos sociales recogen a toda la familia, incluida su reina, y se suben al primer vehículo que encuentran para emprender un viaje […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un antiguo mundo perdido en las profundidades de la Antártida 3 julio, 2024
    Un gigantesco sistema fluvial que existió hace millones de años en las profundidades del hielo antártico conformó un verdadero mundo hoy ya extinto: los científicos identificaron restos de un enorme río que existió hace aproximadamente 34 millones de años y dio vida a una zona que actualmente está dominada por grandes masas de hielo.
    Pablo Javier Piacente
  • Jocelyn Bell Burnell, reconocida por el mundo científico 3 julio, 2024
    Jocelyn Bell Burnell, descubridora del primer púlsar, quedó excluida del Premio Nobel de Física en 1974, concedido a los científicos con los que había realizado el hallazgo.  Más de 50 años después, fue galardonada con el Premio Breakthrough Especial en Física Fundamental, por toda una vida de liderazgo científico inspirador. El importe del premio lo […]
    Alicia Domínguez, Eduardo Costas (*).