Tendencias21
Investigadores suecos ofrecen herramientas para redistribuir el activismo ‘online’

Investigadores suecos ofrecen herramientas para redistribuir el activismo ‘online’

Las redes sociales están muy centralizadas y eso facilita las interferencias gubernamentales, como la de Turquía. Investigadores suecos pretenden poner freno a ese problema, y ofrecen herramientas informáticas para crear redes más distribuidas, que hagan más difícil el «fisgoneo» de los datos personales de la gente que las usa. Por Carlos Gómez Abajo.

Investigadores suecos ofrecen herramientas para redistribuir el activismo 'online'

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan interrumpió las comunicaciones entre sus oponentes cuando cerró Twitter durante el período previo a las recientes elecciones de su país. Pero al hacerlo, proporcionó una prueba más de cuán equivocado puede estar el activismo de las redes sociales. Si las lecciones de Turquía son seguidas en otros lugares, eso podría tener graves consecuencias para la democracia, advierte una nota de prensa del KTH Royal Institute of Technology (Estocolmo, Suecia).

Redes sociales como Twitter y Facebook han permitido niveles sin precedentes de comunicación e incluso se les ha atribuido el mérito de al menos una gran revolución democrática. Sólo hay un problema, señalan los investigadores del KTH: debido a su carácter monolítico, estas redes centralizadas exponen a los usuarios a «interferencias y fisgoneos» como los de Erdogan, señala Sonja Buchegger, profesora asociado de Ciencias de la Computación en el KTH.

Una sola plataforma a gran escala proporciona un blanco más fácil para cualquiera que quiera interferir en la actividad política online, dice Buchegger. «Pero, si Twitter estuviera descentralizado, y hubiera usuarios que se comunicaran y cooperaran directamente, eso no hubiera sido posible».

La buena noticia es que podría haber una respuesta informática para el problema. Buchegger lidera un grupo de científicos de la KTH que están creando bloques de construcción computacional que los desarrolladores podrían utilizar para poner en marcha redes distribuidas y descentralizadas, que no sólo son difíciles de interferir, sino que también protegen a la gente del espionaje del gobierno.

«Internet en sí no está centralizada, y sería difícil de cerrar», recuerda Buchegger. «Fue construida como una herramienta robusta y descentralizada para comunicarse; y podemos hacer lo mismo con otros servicios que ahora están centralizados, como las redes sociales».

Que la demanda hacia ese tipo de redes crezca mucho a corto plazo es difícil de decir. Buchegger señala que es difícil para la mayoría de la gente entender la idea de que su información personal está expuesta en el correo electrónico web y en las plataformas sociales.

«El tema de la privacidad en línea es muy reciente, y la población no está acostumbrada a pensar de esta manera», explica. «Fuera de internet, sabemos cómo proteger nuestra privacidad; sabemos quién nos puede oír por casualidad; vemos quién está en la habitación con nosotros y sabemos si podemos confiar en esas personas; pero en internet en realidad no hemos comprendido quién es el público y cómo cambia con el tiempo».

La investigación de Buchegger se centra en los problemas de privacidad de las redes distribuidas peer-to-peer (P2P), es decir, la infraestructura subyacente de un sistema descentralizado en el que las personas puedan almacenar sus datos fuera del alcance de los mineros de datos o la vigilancia del gobierno .

«Estamos desarrollando estos pequeños bloques de construcción: uno, sobre cómo se hacen contraseñas en un entorno distribuido; otro, sobre la forma de hacer búsquedas en un entorno descentralizado que preserva la privacidad; un tercero, sobre la forma de hacer canales de noticias; otro más, sobre la forma de controlar el acceso», enumera. «Luego se pueden poner los ladrillos juntos y construir un nuevo sistema de comunicaciones: esa es la idea.»

Control detallado

Por ejemplo, se están probando herramientas de cifrado que podrían proporcionar a los usuarios control detallado sobre su vida privada. Se podrían utilizar claves de cifrado para decidir específicamente quién puede acceder o visualizar una determinada pieza de contenido. » La idea es que el usuario no tenga que preocuparse por toda la gente que no desea que tenga acceso, porque por defecto se niega el acceso», explica Buchegger.

La investigación sobre las herramientas de privacidad va directa hacia una de las principales debilidades de las redes centralizadas: que se basan en centros de datos centralizados para el almacenamiento, lo que expone millones de datos personales de la gente a los ojos curiosos.

Las redes sociales revelan, aunque sea involuntariamente, montones de datos personales, incluso de forma pública. Por ejemplo, investigadores de IBM Research han demostrado la capacidad de Twitter para desvelar la localización de sus usuarios, a pesar de no geoetiquetar los mensajes. Los investigadores presentaron un algoritmo capaz de determinar la región, zona horaria, ciudad o incluso dirección exacta con una precisión de casi el 70 por ciento, valiéndose únicamente del contenido de los últimos tuits.

Activismo virtual o real

Buchegger dice que en cuanto a la promoción de la democracia, las redes distribuidas podrían eclipsar a las llamadas «revoluciones de Facebook», alentando un activismo más extendido, sobre todo para aquellos cuya única conexión con la web es con un teléfono.

«Esta es una manera de desarrollar la idea de comunidad, en la que cada vez más personas se reúnen y organizan y comparten recursos,» explica. «Una red descentralizada también sería una especie de patrimonio común, ya que podría imaginarse que la gente con grandes servidores almacenaría datos cifrados de otros. Podría permitir el acceso a los recursos a aquellos que no pueden almacenar tanto en su teléfono».

Mientras que las redes distribuidas ofrecen potencial para una mayor comunicación y una organización más eficaz, Buchegger se apresura a señalar que la tecnología no es una solución rápida para la promoción de la democracia. En última instancia, la acción política depende de que la gente se una en el mundo no virtual. «Existe el peligro de que se piense que sólo porque usted comparte algo en Facebook o en Twitter está haciendo activismo, pero eso no es realmente hacer algo. Las redes pueden llegar a más gente y se utilizan para organizar el activismo físico, pero no son un sustituto para el activismo.»

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La IA crea en segundos escenas en 3D a partir de fotos en 2D 31 marzo, 2022
    La IA puede crear en milisegundos escenas en 3D a partir de fotos en 2D, invirtiendo así el proceso de la foto instantánea creada hace 75 años. Usando redes neuronales, imita el comportamiento de la luz para crear imágenes similares a las de mapa de bits.
    Redacción T21
  • Crean el primer mapa en 3D del cerebro humano psicodélico 31 marzo, 2022
    Una investigación ha creado un mapa en 3D del cerebro que procesa las experiencias subjetivas provocadas por psicodélicos, abriendo así la posibilidad de crear a voluntad estados alterados de consciencia con fines terapéuticos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Detectan la luz de la estrella más distante jamás vista 30 marzo, 2022
    Los astrónomos han detectado la estrella individual más distante identificada hasta el momento: está tan lejos que su luz ha tardado 12.900 millones de años en llegar a la Tierra, y se nos aparece como cuando el Universo tenía solo el 7 por ciento de su edad actual. La estrella fue bautizada como “Eärendel” y tendría […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren que Plutón posee gigantescos volcanes de hielo 30 marzo, 2022
    Un estudio ha descubierto un extraño terreno irregular en Plutón, diferente a todo lo observado anteriormente en el Sistema Solar: incluye volcanes de hielo gigantes, que estuvieron activos hasta hace poco tiempo. Uno de ellos es del mismo tamaño que uno de los volcanes más grandes de la Tierra: el Mauna Loa, en Hawái.
    Pablo Javier Piacente
  • Se retrasa hasta 2033 la llegada a la Tierra de las primeras muestras de Marte 30 marzo, 2022
    La NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) retrasan hasta 2033 la llegada a la Tierra de las primeras muestras recogidas de Marte por el rover Perseverance, debido a problemas técnicos que amenazan el éxito de la misión.
    Redacción T21
  • El metano es clave para detectar vida fuera del sistema solar 30 marzo, 2022
    Si se detectara metano en la atmósfera de un exoplaneta situado en la zona de habitabilidad de su estrella, sería un signo determinante para establecer que hay vida fuera del sistema solar, si se puede confirmar que tiene un origen biológico. El telescopio James Webb podría identificarlo.
    Redacción T21
  • Crean cucarachas cibernéticas que pueden buscar supervivientes en edificios derrumbados 29 marzo, 2022
    Cucarachas cyborg podrían convertirse en una herramienta invaluable en misiones de rescate: aprovechando el sentido de orientación natural de los insectos y enriqueciéndolo con una pequeña “mochila” tecnológica dotada de sensores y una cámara, logran superar las limitaciones de los robots y llegan casi a un 90% de eficacia en la identificación de seres humanos.
    Pablo Javier Piacente
  • El núcleo de la Tierra tiene un escape de un isótopo estelar 29 marzo, 2022
    Los científicos han descubierto que el núcleo terrestre está perdiendo un isótopo que se originó en nebulosa solar y que se cree llegó a nuestro planeta cuando un cuerpo similar a Marte colisionó contra la Tierra hace 4.533 millones de años.
    Pablo Javier Piacente
  • Nuevo mensaje para posibles civilizaciones en la Vía Láctea 29 marzo, 2022
    Científicos de la NASA han elaborado un mensaje que podría enviarse a un cúmulo estelar de la Vía Láctea que está a 6.000 años luz de la Tierra y que se considera puede acoger a vida inteligente. Propone un encuentro que podría durar siglos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubiertos en Serbia fósiles de antiguos neandertales 29 marzo, 2022
    Los paleoantropólogos han comprobado que los primeros neandertales vivieron en Serbia hace 300.000 años, representando la evidencia más antigua de su presencia en los Balcanes.
    N+1/T21