Tendencias21

La apnea del sueño aumenta el riesgo de diabetes

Las personas que sufren apnea obstructiva del sueño son más propensas a desarrollar diabetes, y el riesgo se incrementa si tienen una carga hereditaria de la enfermedad. En la apnea del sueño, las vías respiratorias se obstruyen y provocan interrupciones consecutivas al inhalar por varios segundos; generalmente la lengua evita el paso de aire y es necesario despertar con un ronquido y aspirar nuevamente. Sin embargo, esto no significa que las personas que ronquen sufran este trastorno. Una persona con apnea y factores de riesgo de diabetes es más propensa a desarrollar el padecimiento, debido a que el trastorno de sueño provoca cambios metabólicos incrementando la resistencia a la insulina, señala la doctora en neurología de la Universidad Nacional Autónoma de México Rossana Huerta Albarrán. La especialista también menciona que el dormir poco provoca el aumento de peso porque el cerebro manda señales que generan la necesidad de consumir carbohidratos, incrementando el apetito, lo que a su vez eleva los niveles de colesterol debido a los cambios metabólicos que el cuerpo genera. También provoca aumento de triglicéridos e hipertensión. El uso de la tecnología también provoca falta de sueño. Las personas que cuando ya están en la cama sacan el teléfono celular, o la computadora, se desvelan debido a que el núcleo plasmático de las células (en el que se encuentran sumergidas las fibras del ADN) reacciona a la luz. Los expertos también señalan que no es necesariamente cierto que haya que dormir ocho horas, sino que en adultos, dependiendo de la persona, pueden bastar cuatro o cinco, si son de calidad. "Se recomienda medir la cantidad de horas con las que uno se siente bien y respetar ese tiempo; lo que hacemos es poner al sueño como última opción, si nos da tiempo dormimos, y las cosas no deben ser así, dormir es fundamental para poder desarrollar las actividades", explica el doctor Rafael Santana, de la UNAM.

RedacciónT21

RedacciónT21