Tendencias21
Los hidratos de gas pueden ser una gran fuente de energía

Los hidratos de gas pueden ser una gran fuente de energía

Un equipo de ingenieros e investigadores de la Universidad de Rice, en Estados Unidos, ha logrado enriquecer una investigación previa en torno a los hidratos de gas, avanzando en la localización y cuantificación de estos recursos, que pueden ser extraídos del subsuelo marino y constituir una inmensa fuente de energía. Por Pablo Javier Piacente.

Los hidratos de gas pueden ser una gran fuente de energía

Los hidratos de gas, también conocidos como “hielo que arde”, son una de las principales esperanzas en el campo de los hidrocarburos para contar en los próximos años con nuevas fuentes de energía que reemplacen paulatinamente a la producción tradicional de petróleo y gas.

Según un artículo, publicado en Journal of Geophysical Research-Solid Earth, y una nota de prensa de la Universidad de Rice, el nuevo enfoque de investigación permite avanzar sobre una teoría inicial esbozada en 2007, y ha sido concretado por los ingenieros químicos George Hirasaki y Walter Chapman, el estudiante graduado Sayantan Chatterjee y el oceanógrafo Gerald Dickens.

En dicha teoría previa, el propio Hirasaki y el ex – estudiante de graduado Gaurav Bhatnagar señalaban que los hidratos de gas (o sea el metano que se congela a bajas temperaturas y altas presiones) podría ser detectado a través de zonas de transición ubicadas a entre 10 y 30 metros por debajo del fondo marino.

En estas áreas, localizadas cerca de las costas continentales, y al nivel mencionado anteriormente, el sulfato (un componente principal del agua de mar) y el metano reaccionarían consumiéndose entre sí. La profundidad de esta zona de transición serviría como una aproximación para cuantificar la cantidad de hidratos de gas que se encuentran debajo.

Disminución de riesgos de exploración

Como consecuencia, aunque los hidratos de gas se ubicarían mayormente a profundidades de en torno 500 metros por debajo del fondo marino, la localización de depósitos a través de perforaciones poco profundas en estas zonas de transición permitirían ayudar en la selección de los puntos de perforación exploratoria, incrementando las posibilidades de éxito y disminuyendo los riesgos.

Los hidratos de gas pueden ser una gran fuente de energía

Sin embargo, tras la aparición de esta teoría original surgieron corrientes contrarias que indicaban básicamente que la actividad en las denominadas zonas de transición y la presencia de hidratos de gas no podían relacionarse, y que dejaron por tanto en entredicho el avance logrado con la teoría desarrollada en 2007.

Pero un nuevo enfoque en la investigación, que ha agregado componentes y reacciones adicionales, parece reafirmar la teoría inicial. Muestras realizadas en la costa de Oregón y el Golfo de México brindan argumentos más fuertes para comprobar la relación entre las zonas de transición y la cantidad de hidratos de gas que podrían hallarse en las profundidades.

El trabajo es importante para la industria gasífera, ya que se estaría hablando de recursos energéticos estimados de hasta 20 billones de toneladas, imprescindibles para compensar el faltante mundial de petróleo, gas y carbón, que ya se advierte en la actualidad y que se tornará más evidente en las próximas décadas.

Implicaciones ambientales

Por otra parte, además de su aplicación en el campo energético, los hidratos de gas podrían tener una fuerte incidencia en el terreno medioambiental. Cabe recordar que para los especialistas y científicos dedicados al medio ambiente, el metano es el origen de todos los gases de efecto invernadero.

Más allá de esta cuestión conceptual, existe una posibilidad que alarma a los expertos. Si la temperatura del océano comienza a cambiar, la estabilidad de los hidratos gaseosos también podría modificarse. Esta inestabilidad de los hidratos puede propiciar la liberación de metano, que es un gas de efecto invernadero más perjudicial que el dióxido de carbono.

La hipótesis al respecto también indica que la situación mencionada generaría un mayor calentamiento, que a su vez se retroalimentaría a sí mismo. Ese “efecto en cascada” sería una consecuencia del cambio climático global, provocando una compleja situación en las zonas con presencia de hidratos de gas.

Tanto las implicaciones energéticas como medioambientales de esta investigación fueron discutidas en julio pasado en la Séptima Conferencia Internacional sobre Hidratos de Gas, realizada en Escocia. En esa ocasión, Sayantan Chatterjee y los especialistas de Rice presentaron un documento sobre la acumulación de hidratos en los sedimentos submarinos.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Ya es posible transmitir el tacto a través de Internet 26 junio, 2024
    Un nuevo estándar para la compresión y transmisión del sentido del tacto mediante Internet sienta las bases para la telecirugía, la teleconducción y nuevas experiencias de juego en línea, entre otras aplicaciones. El flamante estándar HCTI (Haptic Codecs for the Tactile Internet) es para el “tacto digital” lo que son JPEG, MP3 y MPEG para […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las primeras muestras de la cara oculta de la Luna ya están en la Tierra 26 junio, 2024
    La cápsula de reingreso de la sonda Chang'e-6 de China, que transporta hasta dos kilogramos de materiales extraídos y perforados de la cuenca más antigua de la Luna ubicada en su lado oscuro, aterrizó este martes 25 de junio en la región de Mongolia Interior y fue rápidamente recuperada, según informó la Administración Nacional del […]
    Pablo Javier Piacente
  • La Tierra tendrá dos soles dentro de 1,3 millones de años y durante 60.000 años 26 junio, 2024
    Dentro de 1,3 millones de años, la Tierra tendrá una especie de segundo sol porque la estrella Gliese 710 se acercará a 1,1 años luz de la Tierra y la veríamos del mismo tamaño que Júpiter. Lo malo es que esa alteración cósmica puede provocar un episodio en nuestro planeta como el que acabó con […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • China descubre grafeno natural en la Luna 25 junio, 2024
    Investigadores chinos han descubierto recientemente grafeno natural de escasas capas por primera vez en la Luna, a partir de las muestras traídas a la Tierra por la sonda Chang'e 5. El hallazgo proporciona nuevos conocimientos sobre las actividades geológicas, la historia evolutiva y las características ambientales de la Luna.
    Pablo Javier Piacente
  • Los incendios forestales extremos se duplicaron en los últimos 20 años en todo el planeta 25 junio, 2024
    Una nueva investigación concluye que la frecuencia e intensidad de los incendios forestales extremos se ha más que duplicado en todo el mundo en las últimas dos décadas, debido al calentamiento global antropogénico y otros factores relacionados. Se trata de la primera ocasión en la cual los científicos pudieron trazar una tendencia global para los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectado en el Mediterráneo el neutrino más energético del universo 25 junio, 2024
    El neutrino más potente jamás observado ha dejado su huella en las profundidades del Mediterráneo, aunque todavía se desconoce de qué rincón del universo procede. Los neutrinos cosmogénicos son los mensajeros de algunos de los eventos más cataclísmicos del cosmos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA identifica seis formas diferentes de depresión 24 junio, 2024
    Los científicos han identificado seis formas biológicamente distintas de depresión gracias a la aplicación de la Inteligencia Artificial (IA) en estudios cerebrales. El hallazgo podría explicar por qué algunas personas no responden a los tratamientos tradicionales para la afección, como los antidepresivos y la terapia psicológica.
    Pablo Javier Piacente
  • La NASA pondrá en órbita una estrella artificial que revolucionará el estudio del Universo 24 junio, 2024
    La NASA encarará un ambicioso proyecto para colocar en órbita una estrella artificial: permitirá la calibración de telescopios a niveles previamente inalcanzables. El proyecto tiene como objetivo mejorar significativamente las mediciones de la luminosidad estelar y abordar varios otros desafíos que dificultan la astrofísica moderna.
    Pablo Javier Piacente
  • Los macacos nos enseñan cómo sobrevivir a un desastre natural 24 junio, 2024
    Los macacos de la isla caribeña de Puerto Rico se volvieron más tolerantes y menos agresivos después del huracán María, que los obligó a compartir la sombra de los árboles para sobrevivir al intenso calor.
    Redacción T21
  • Extrañas formas de vida se ocultan en antiguas cuevas de lava de Hawai 23 junio, 2024
    Científicos estadounidenses han logrado identificar una gran diversidad de especies microbianas únicas, que se han desarrollado en cuevas geotérmicas, tubos de lava y fumarolas volcánicas de la isla de Hawái. Estas estructuras subterráneas se formaron hace entre 65 y 800 años y reciben poca o ninguna luz solar, en ambientes similares a los que pueden encontrarse […]
    Pablo Javier Piacente