Tendencias21

Los niños que nacen con poco peso presentan un riesgo mayor de padecer autismo

Investigadores especializados en el autismo, de la University of Pennsylvania School of Nursing de Estados Unidos, han descubierto que existe una relación entre el bajo peso al nacer y el autismo infantil. En concreto, los científicos señalan que los niños prematuros son cinco veces más propensos a padecer autismo que los niños que nacen con un peso normal. Para el presente estudio, se hizo un seguimiento de 21 años de duración a 862 niños nacidos entre septiembre de 1984 y julio de 1987. Estos niños habían pesado entre 500 y 2.000 gramos al nacer. De esta manera, se constató el vínculo entre el bajo peso de nacimiento y el riesgo de padecer alguno de los síntomas del autismo. Anteriormente, habían podido establecerse relaciones entre esta condición y una gama de problemas cognitivos o motores, pero ésta es la primera vez que el bajo peso de nacimiento se vincula con el autismo. Según los autores del estudio, los resultados obtenidos sugieren que los problemas cognitivos de los niños que nacen con bajo peso podrían disfrazar un autismo subyacente. De ser así, las intervenciones precoces podrían ayudar a estos pequeños a desarrollarse con mayor normalidad. En estudios futuros, los científicos investigarán posibles relaciones entre las hemorragias cerebrales, una complicación que puede darse en los bebés prematuros, y el autismo, mediante el análisis de los cerebros de neonatos.

RedacciónT21

RedacciónT21