Tendencias21

Primera evidencia fósil de la cohabitación de neandertales y humanos modernos

Ya existían evidencias genéticas de que neandertales y humanos modernos se cruzaron en algún momento. Sin embargo, hasta el momento no se tenían pruebas fósiles de este hecho. Los análisis de un cráneo parcial hallado en Galilea, de 55.000 años de antigüedad, señalan ahora por vez primera que estas dos especies cohabitaron en el Levante (oriente) sur durante el Pleistoceno tardío, en el momento del mestizaje probable entre ambos. Por Yaiza Martínez.

Primera evidencia fósil de la cohabitación de neandertales y humanos modernos

Los europeos modernos han heredado el 4% de sus genes de los neandertales, lo que significa que los dos grupos se cruzaron en algún momento en el pasado. Pero la pregunta es, ¿dónde y cuándo?

Estas cuestiones podrían haber quedado resueltas gracias al descubrimiento de un cráneo parcial de 55.000 años de antigüedad en la cueva Manot de Galilea, al norte de Israel.

El cráneo presenta un bulto prominente o proyección del hueso occipital en la parte posterior del cráneo. Es lo que se conoce como “moño occipital”, término que se usa sobre todo en la descripción científica relativa al cráneo del Neandertal clásico. Sin embargo, una gran proporción de los primeros europeos modernos también tenía este moño occipital. 

El hallazgo sugiere, por tanto que, en la zona de Manot, los humanos modernos habrían cohabitado con los neandertales hace unos 55.000 años. También que aquellos humanos podrían estar estrechamente relacionados con los primeros humanos modernos que posteriormente colonizaron Europa).

La muestra también proporciona evidencia de que los seres humanos modernos y los neandertales habitaron el Levante (oriente) sur durante el Pleistoceno tardío, en el momento del mestizaje probable entre ambos, informa la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Por último, el descubrimiento constituye la primera evidencia fósil de un período en el que el que los humanos modernos de África migraron con éxito fuera de África y colonizaron Eurasia, y que ya había sido señalado por modelos genéticos y arqueológicos.  

Un largo y desconocido viaje

Los investigadores creen que la población de la que se deriva el cráneo habría emigrado recientemente de África para establecerse en el corredor levantino, durante un lapso de tiempo favorable para la migración humana (porque el clima se volvió más cálido y húmedo entonces).

Un evento clave en la evolución humana fue la expansión de los humanos modernos de origen africano a través de Eurasia, hace entre 40.000 y 60.000 años. Sin embargo, debido a la escasez de fósiles humanos de este periodo, los antepasados de las poblaciones no africanas modernas de hoy día habían sido un misterio hasta ahora.

Pruebas genéticas previas

Está genéticamente comprobado, sin embargo, que los euroasiáticos se cruzaron con los neandertales en algún momento. Una de las demostraciones más recientes ha sido la derivada de la secuenciación del genoma de un varón humano denominado ‘Hombre de Ust-Ishim’, anatómicamente moderno (Homo sapiens), que vivió en Siberia hace 45.000 años.

El trabajo, que fue realizado a partir del fémur fósil del ‘Hombre Ust-Ishim’, proporcionó información detallada sobre la historia temprana de los humanos modernos fuera de África, y ayudó a identificar cuándo se cruzaron estos individuos y los neandertales.

Además, un avance realizado el pasado mes de abril, y que apareció descrito en la revista Genetics, podría aumentar aún más el cúmulo de evidencias en un futuro próximo.

Se trata de un nuevo método de análisis del genoma capaz de detectar las firmas genéticas de mestizaje con mayor fiabilidad que otros enfoques anteriores. Se espera resulte útil para los estudios evolutivos de muestras antiguas o raras de ADN.

Parecidos razonables

Más allá de los genes, se han encontrado otros tipos de pruebas sobre la ‘familiaridad’ entre humanos modernos y neandertales. Por ejemplo, en los últimos tiempos se han hallado evidencias sobre la inteligencia tecnológica del neandertal o sobre el cuidado que los padres neandertales ponían en sus hijos, ambas características casi sapiens. Incluso hay científicos que han sugerido que los neandertales, como los humanos modernos, podían hablar, a partir del análisis de la anatomía de un hueso hioide de 60.000 años.

Cada vez se sabe más, por tanto, de cómo y cuándo se cruzaron estas dos especies. Un estudio ha calculado que alrededor de 10.000 sapiens y neandertales se cruzaron en un periodo de tiempo de 130.000 años. Luego una especie siguió y la otra desapareció. La alta precisión de la datación de restos procedentes de 40 yacimientos arqueológicos, situados en países como Rusia y España, ha señalado que, en Europa, los neandertales desaparecieron hace unos 40.000 años.

Según una investigación reciente del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), esta desaparición habría estado ocasionada porque la tasa de reproducción de Homo neanderthalensis era muy baja, pero también porque los neandertales europeos sufrieron un genocidio, perpetrado por nuestros lejanos antepasados.

Referencia bibliográfica:

Israel Hershkovitz, Ofer Marder, Avner Ayalon, Miryam Bar-Matthews, Gal Yasur, Elisabetta Boaretto, Valentina Caracuta, Bridget Alex, Amos Frumkin, Mae Goder-Goldberger, Philipp Gunz, Ralph L. Holloway, Bruce Latimer, Ron Lavi, Alan Matthews, Viviane Slon, Daniella Bar-Yosef Mayer, Francesco Berna, Guy Bar-Oz, Reuven Yeshurun, Hila May, Mark G. Hans, Gerhard W. Weber, Omry Barzilai. Levantine cranium from Manot Cave (Israel) foreshadows the first European modern humans. Nature (2015). DOI: 10.1038/nature14134.
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Crean bebés digitales para mejorar la atención sanitaria infantil 27 junio, 2024
    Un equipo de investigadores desarrolló modelos informáticos que simulan los procesos metabólicos únicos de cada bebé: los “gemelos digitales” pueden ayudar a comprender mejor las enfermedades metabólicas raras y otros desafíos que enfrentan los bebés humanos durante los primeros 6 meses de vida, que son críticos para su crecimiento posterior.
    Pablo Javier Piacente
  • Los vientos espaciales son similares a los que soplan en la Tierra 27 junio, 2024
    Los científicos han descubierto corrientes en el espacio que reflejan de manera inquietante los vientos que giran cerca de la superficie de la Tierra, lo que sugiere fuerzas ocultas que los conectan. Este nuevo conocimiento podría proporcionarnos una mejor comprensión de los sistemas ambientales que circulan alrededor del globo y mejorar los pronósticos meteorológicos espaciales […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los archivos geológicos anticipan nuestro futuro climático 27 junio, 2024
    Hace 56 millones de años, la erosión del suelo se cuadruplicó en el planeta debido a las fuertes lluvias y las inundaciones de los ríos provocadas por un calentamiento global muy similar al que conocemos hoy.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Ya es posible transmitir el tacto a través de Internet 26 junio, 2024
    Un nuevo estándar para la compresión y transmisión del sentido del tacto mediante Internet sienta las bases para la telecirugía, la teleconducción y nuevas experiencias de juego en línea, entre otras aplicaciones. El flamante estándar HCTI (Haptic Codecs for the Tactile Internet) es para el “tacto digital” lo que son JPEG, MP3 y MPEG para […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las primeras muestras de la cara oculta de la Luna ya están en la Tierra 26 junio, 2024
    La cápsula de reingreso de la sonda Chang'e-6 de China, que transporta hasta dos kilogramos de materiales extraídos y perforados de la cuenca más antigua de la Luna ubicada en su lado oscuro, aterrizó este martes 25 de junio en la región de Mongolia Interior y fue rápidamente recuperada, según informó la Administración Nacional del […]
    Pablo Javier Piacente
  • La Tierra tendrá dos soles dentro de 1,3 millones de años y durante 60.000 años 26 junio, 2024
    Dentro de 1,3 millones de años, la Tierra tendrá una especie de segundo sol porque la estrella Gliese 710 se acercará a 1,1 años luz de la Tierra y la veríamos del mismo tamaño que Júpiter. Lo malo es que esa alteración cósmica puede provocar un episodio en nuestro planeta como el que acabó con […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • China descubre grafeno natural en la Luna 25 junio, 2024
    Investigadores chinos han descubierto recientemente grafeno natural de escasas capas por primera vez en la Luna, a partir de las muestras traídas a la Tierra por la sonda Chang'e 5. El hallazgo proporciona nuevos conocimientos sobre las actividades geológicas, la historia evolutiva y las características ambientales de la Luna.
    Pablo Javier Piacente
  • Los incendios forestales extremos se duplicaron en los últimos 20 años en todo el planeta 25 junio, 2024
    Una nueva investigación concluye que la frecuencia e intensidad de los incendios forestales extremos se ha más que duplicado en todo el mundo en las últimas dos décadas, debido al calentamiento global antropogénico y otros factores relacionados. Se trata de la primera ocasión en la cual los científicos pudieron trazar una tendencia global para los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectado en el Mediterráneo el neutrino más energético del universo 25 junio, 2024
    El neutrino más potente jamás observado ha dejado su huella en las profundidades del Mediterráneo, aunque todavía se desconoce de qué rincón del universo procede. Los neutrinos cosmogénicos son los mensajeros de algunos de los eventos más cataclísmicos del cosmos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA identifica seis formas diferentes de depresión 24 junio, 2024
    Los científicos han identificado seis formas biológicamente distintas de depresión gracias a la aplicación de la Inteligencia Artificial (IA) en estudios cerebrales. El hallazgo podría explicar por qué algunas personas no responden a los tratamientos tradicionales para la afección, como los antidepresivos y la terapia psicológica.
    Pablo Javier Piacente