Tendencias21

Alimentar al cerdo con cebada mejora la calidad del jamón y reduce el coste de producción

Una investigación conjunta de los departamentos de producción animal de las Universidades Politécnica de Madrid, Complutense de Madrid y de Zaragoza ha concluido, tras sucesivos experimentos, que la alimentación basada en cebada como único componente principal del pienso en cerdos de entre 100 y 130 kg de peso vivo (el que se toma en una balanza), destinados a la producción de Jamón de Teruel, reduce el coste de producción del cerdo cebado, no afecta negativamente a la calidad de la y aumenta el porcentaje de grasa intramuscular del lomo y del jamón, lo que repercute positivamente en la calidad de la carne. Los jamones y lomos de cerdo blanco que se consumen actualmente se caracterizan, generalmente, por su escasa calidad organoléptica debido, fundamentalmente, a su bajo contenido en grasa intramuscular. Incrementar este contenido es el objetivo de muchos estudios que pretenden así mejorar la calidad de este tipo de productos. Tras diversos estudios los investigadores han constatado que los contenidos de ácido oleico y de ácidos grasos monoinsaturados totales en la grasa subcutánea y en la intramuscular del lomo y del jamón se incrementan con la administración de cebada, mientras que los contenidos de ácido palmítico y de ácidos grasos saturados totales disminuyen. Un aumento de la grasa intramuscular supone un incremento de la jugosidad, terneza y sabor en lomos y jamones. El ácido oleico es beneficioso para la salud humana y genera aldehídos volátiles que, además, mejoran el sabor y aroma de los productos curados del cerdo. Sin embargo, los ácidos grasos saturados tienen un efecto contrario.

RedacciónT21

RedacciónT21