Tendencias21

Biosensores basados en resonancias ópticas para detectar la enfermedad celíaca y otros trastornos

Abián Bentor Socorro Leránoz, ingeniero de telecomunicación por la Universidad Pública de Navarra (UPNA), ha diseñado biosensores basados en resonancias ópticas para ser utilizados en aplicaciones médicas como, por ejemplo, la detección de la enfermedad celíaca. Además de conseguir mayor resolución y sensibilidad, en estos dispositivos se emplean materiales mucho más baratos y versátiles que los usados en las tecnologías actuales (principalmente oro y metales nobles), con lo que pueden ser una potencial alternativa en el diseño de sensores biomédicos. Un biosensor es un instrumento que utiliza moléculas biológicas (biorreceptores) para detectar otras sustancias biológicas o químicas. En este caso, los biorreceptores han sido los anticuerpos, moléculas biológicas que el organismo crea específicamente para luchar contra los antígenos (sustancia ajena al cuerpo humano que nuestro sistema inmunológico reconoce como una amenaza y ante la que reacciona produciendo anticuerpos para identificarla y neutralizarla). Además, el biosensor está formado por un sustrato (donde se produce el fenómeno físico que traduce las reacciones biológicas a información inteligible) y la capa de inmovilización, que hace que los anticuerpos queden adheridos al sustrato. Cuantos más antígenos se detecten con este sistema en la muestra, más avanzada estará la enfermedad.

RedacciónT21

RedacciónT21