Tendencias21

Combinan células madre de médula ósea con antioxidantes para tratar lesiones cerebrales

Investigadores de la de Valencia han combinado por primera vez el injerto de células madre de médula ósea en el tejido cerebral con el uso de un potente antioxidante, el ácido lipoico, para mejorar la neurorregeneración de los tejidos dañados tras una lesión cerebral. Esta nueva estrategia terapéutica para reparar el daño cerebral, que combina la terapia celular con el tratamiento farmacológico, ha mostrado resultados especialmente positivos en el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos o angiogénesis en zonas dañadas del cerebro adulto en modelos experimentales animales, un proceso imprescindible para la recuperación de los tejidos neuronales lesionados. Los resultados de la investigación, liderada por el subdirector del Instituto de Ciencias Biomédicas de la CEU-UCH José Miguel Soria, han sido publicados por la revista médica internacional . El estudio ha sido desarrollado por el Grupo de Investigación en Neuroprotección y Neurorreparación de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, bajo la dirección del profesor del departamento de Ciencias Biomédicas de la CEU-UCH José Miguel Soria, y con la colaboración del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER), de Sevilla, y la Fundación Oftalmológica del Mediterráneo, de Valencia. Basándose en los estudios precedentes del equipo de investigación del profesor Soria sobre la eficacia neurorregeneradora del ácido lipoico, en este estudio se ha diseñado una nueva estrategia reparadora del daño cerebral, que ha combinado el injerto en el cerebro de ratas adultas de células madre obtenidas de médula ósea, con la administración de este potente antioxidante. El ácido lipoico, empleado ya en el tratamiento de enfermedades degenerativas, como la esclerosis múltiple o la neuropatía diabética, ha demostrado en estudios previos en la CEU-UCH, dirigidos por el doctor Soria, su capacidad de incrementar la producción de nuevos vasos sanguíneos, acelerando la respuesta inmune del cerebro tras una lesión y favoreciendo la restauración de los tejidos dañados. Por su parte, la terapias con células madre de médula ósea autólogas se han empleado en diversos estudios precedentes, registrando mejoras funcionales tras el daño cerebral. Por ello, este estudio planteó combinar ambas terapias, celular y farmacológica, para evaluar sus resultados al aplicarlas conjuntamente.

RedacciónT21

RedacciónT21