Tendencias21

Constatan la relación entre la depresión y una mutación genética específica

La depresión puede desencadenarse como respuesta a sucesos estresantes de la vida, pero hay personas que, por predisposición genética, tienden más que otras a desarrollar esta enfermedad cuando les ocurre algo negativo. Ahora, un equipo de científicos europeos ha desarrollado un modelo de estudio con ratones que servirá para establecer qué es exactamente lo que hace que algunos individuos tiendan más que otros a sufrir depresión tras un episodio angustioso. Los ratones estudiados fueron modificados genéticamente para que portasen un cambio genético asociado con la depresión en humanos. Así, se constató que estos ratones tendían más a desarrollar las características de la depresión y de la ansiedad social que otros no modificados genéticamente, como respuesta a una situación de estrés que consistió en encontrarse con un ratón desconocido para ellos. Según los investigadores, este resultado constata que la mutación genética estudiada provoca cambios químicos en ciertas áreas del cerebro relacionadas con la regulación de la formación de recuerdos, de la respuesta emocional a los estímulos y de las interacciones sociales. Lo más sorprendente de la investigación, afirman los científicos, fue la magnitud de la vulnerabilidad que dicha mutación genética provocó en los ratones.

RedacciónT21

RedacciónT21