Tendencias21

Convierten bacterias en fábricas de plástico

La Escherichia coli es una bacteria intestinal que, manipulada genéticamente, puede producir plástico. Al menos eso afirman científicos de la compañía Genomatica de San Diego, en Estados Unidos, que han anunciado haber manipulado con éxito dicha bacteria para que ésta produzca directamente butanediol. El butanediol es un compuesto químico usado en la fabricación de objetos variados, como los parachoques de los coches. Este sistema supone una manera más eficiente, desde el punto de vista energético, de creación de butanediol que la gasolina o el gas natural. Los científicos calculan que con este sistema se ahorraría alrededor de un 30% de energía en la producción de dicho compuesto. La E.coli ha sido manipulada genéticamente para segregar butanediol a medida que crece. Los investigadores explican que el interés de los organismos se corresponde con el de los científicos: la bacteria crece más cuanto más butanediol produce. La producción masiva se haría en grandes tanques de fermentación, en los que la bacteria crecería al tiempo que genera el compuesto. Genomatica sugiere que la E. coli podría convertirse en una fórmula sostenible de producción de cualquier tipo de plásticos en el futuro.

RedacciónT21

RedacciónT21