Tendencias21

Demuestran la universalidad de la evolución del cerebro

Investigadores de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, han descubierto el mismo principio biológico de autoorganización cerebral en tres tipos de mamíferos genéticamente muy distintos. En concreto, los científicos constataron que la corteza visual del cerebro de estas tres especies se auto-organiza a través de la actividad neuronal, y no como consecuencia de la genética o del entorno. Esta auto-organización es realizada con una precisión matemática. La importancia de este hallazgo radica en que demuestra que los complejos patrones de conexiones neuronales del cerebro son capaces de auto-organizarse y no sólo responden a la genética o a la presión ambiental. Este hecho podría hacer que los neurocientíficos tuvieran que revisar la explicación de cómo un sistema tan complejo como el cerebro humano llega a establecer todas sus conexiones neuronales. La demostración de una auto-organización en el desarrollo del cerebro podría tener, asimismo, implicaciones para la rehabilitación del cerebro de personas que se están recuperando de un trastorno neurológico: la auto-organización neuronal podría influenciar en la arquitectura cerebral no sólo al inicio de la vida, sino también posteriormente dada la plasticidad del cerebro, que permite a éste cambiar sus conexiones neuronales continuamente, explican los investigadores. El desafío futuro será comprender cómo las instrucciones genéticas y las primeras experiencias interactúan con la red auto-organizada de las células cerebrales, y cómo esta interacción potencia el funcionamiento normal de los cerebros en desarrollo y de los cerebros maduros.

RedacciónT21

RedacciónT21