Tendencias21

Descubierto el mecanismo genético que permitirá cultivar plantas más longevas

Un equipo de biólogos moleculares del Instituto Max Planck en Tuebingen han descubierto cómo el crecimiento de las hojas y el proceso de envejecimiento de las plantas están coordinados gracias a unas pequeñas secciones de los genes denominadas microARNs. Estas secciones genéticas inhiben a los reguladores conocidos como factores de transcripción TCP, que a su vez influyen en la producción de una hormona vegetal, el ácido jasmónico. El proceso funciona de la siguiente forma: a mayor número de microRNAs en la planta, menor es el número de factores de transcripción TCP y menor es la cantidad de ácido jasmónico producido por dicha planta. Resultado: la planta envejece más lentamente, porque esta hormona es importante para el proceso de envejecimiento. Dado que la cantidad de microARNs de las plantas se puede controlar por manipulación genética, los científicos esperan cultivar en el futuro plantas que vivan más y crezcan más rápido. La planta escogida para las investigaciones fue la Arabidopsis thaliana, una especie de la familia de las brasicáceas que ha sido objeto de intenso estudio en los últimos años, como modelo de investigación fitobiológica. La Arabidopsis thaliana fue la primera planta cuyo genoma se secuenció entero, tarea completada en diciembre de 2000 por el proyecto AGI (Iniciativa para el Genoma de la Arabidopsis).

RedacciónT21

RedacciónT21