Tendencias21

Descubren el gen que hace amarga a la quinoa

La quinoa es un pseudocereal perteneciente a la subfamilia Chenopodioideae de las amarantáceas. Se cultiva, principalmente, en la cordillera de los Andes. Los principales países productores son Bolivia y Perú. La quinoa posee un excepcional equilibrio de proteínas, grasas y carbohidratos (fundamentalmente almidón), pero tiene un sabor amargo natural que hasta ahora ha limitado su expansión, a pesar de su tradición culinaria y medicinal. Sin embargo, esta situación puede cambiar porque una nueva investigación ha identificado un gen que podría ser manipulado para librarse del sabor amargo característico. El gen identificado es el que dirige la  producción los químicos tóxicos y amargos llamados saponinas que están presentes en la quinoa. El descubrimiento permitiría cultivar una quinoa libre de saponinas, lo que supondría un sabor más dulce. En la actualidad, las saponinas deben ser eliminadas mediante un proceso de lavado y secado tras la cosecha, un paso que se podría suprimir y propiciar su lanzamiento comercial a mayor escala. Los investigadores consideran que el descubrimiento puede mejorar la seguridad alimentaria en un planeta que está en crecimiento demográfico permanente. Sin embargo, también advierten que esta modificación genética puede tener también efectos adversos sobre los cultivos, porque la quinoa queda más expuesta a infecciones con hongos y a consumo por parte de los pájaros, al perder la defensa de su amargura.

RedacciónT21

RedacciónT21