Tendencias21

Descubren nuevas bacterias causantes del biodeterioro de edificios antiguos

Investigadores del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla han aislado cinco nuevas cepas bacterianas de las que provocan el biodeterioro, esto es, de las que ocasionan que los edificios antiguos se degraden. El tiempo, las inclemencias climáticas y la contaminación deterioran los edificios, pero no son las únicas causas. Las bacterias también son responsables de que edificios y monumentos envejezcan En la última década, tanto microbiólogos como conservadores han estudiado la colonización microbiana y el biodeterioro tanto de frescos de antiguos monumentos como de las escayolas de las iglesias. Una familia de bacterias específica, la Rubrobacter, se encuentra normalmente en los edificios antiguos, pero hasta ahora sólo se habían identificado tres variantes de ella. Los científicos del IRNAS estudiaron tres sitios que sufrían biodeterioro: las tumbas de Servilia y Postumio, del conjunto arqueológico de Carmona en Sevilla (España), y la iglesia Vilar de Frades, en Portugal. Los análisis microbiológicos y moleculares identificaron en ellos cinco cepas antes hasta ahora no identificadas de Rubrobacter. Estas cepas estarían implicadas en el proceso de aparición de eflorescencias, que son depósitos de sales cristalizadas que se posan en la superficie de los ladrillos en forma de manchas, generalmente, blanquecinas. Estas eflorescencias dañarían las estructuras de los ladrillos, provocando su deterioro gradual.

RedacciónT21

RedacciónT21