Tendencias21

Descubren nuevos mecanismos de regulación del ritmo circadiano de las cianobacterias

Investigadores de la Universidad de Alicante y de la Universidad de San Diego, en California, han descubierto mecanismos de regulación que permiten la comunicación entre las señales ambientales y las moléculas que controlan el ritmo circadiano, el reloj interno de animales y plantas, a fin de optimizar procesos metabólicos y fotosintéticos. Los ciclos de luz y oscuridad (día y noche) tienen una enorme importancia para las especies y la actividad de la vida en la tierra. Las cianobacterias fueron pioneras en desarrollar un reloj interno para adaptarse, e incluso anticipar los ciclos de luz y oscuridad. Se trata de los microorganismos que crearon la atmósfera de oxígeno del planeta y posibilitaron la vida tal y como la entendemos actualmente. Realizan, de forma más eficiente, el mismo tipo de fotosíntesis que las plantas, consumiendo CO2, y tienen por tanto enorme importancia evolutiva y ecológica, y un gran potencial biotecnológico. Para llevar a cabo este estudio, los científicos han trabajado con el organismo modelo de cuyo reloj circadiano más detalles moleculares se conocen, que es la cianobacteria , utilizada en laboratorios de todo el mundo. Una de las aplicaciones prácticas del estudio puede ser la producción de combustible biofuel de forma más asequible.

RedacciónT21

RedacciónT21