Tendencias21

Descubren un parecido oculto entre la ballena azul y el ser humano

El sistema inmune de la ballena azul del Golfo de México es tan bueno como el de los humanos y otros mamíferos terrestres; la especie podría resistir una epidemia de bacterias u hongos. Así lo da a conocer el primer estudio de este tipo que se lleva a cabo a nivel mundial, realizado por investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México. Los investigadores obtuvieron el ADN de los cetáceos de un pedazo de su tejido, mediante una máquina es secuenciado un gen específico, en este caso el DQA, con el que puede identificarse la inmunidad de la especie, y se amplifica con el fin de observar su variabilidad. "Se analizó el tejido de 80 individuos, obtuvimos 33 secuencias, 10 muy diferentes y 23 comunes. Es decir, si dos individuos tienen diferente secuencia, eso hace que respondan de manera distinta a una enfermedad, explica el doctor Jorge Ortega, titular de la investigación. El estudio demostró que la población de ballena azul en el Golfo de México es muy sana en cuanto al gen DQA, es decir, saludable en cuestión de respuesta inmune. Encontramos –configuración genética del cromosoma- con cambios poco frecuentes, lo que muestra que la población es distinta y sana. Ademásm, el IPN ha estudiado a las especies de osos negros y murciélagos. Para el primero, estudió la metapoblación a fin de saber cómo migran, y los segundos para conocer cuántas especies hay en Centroamérica. El oso negro es un mamífero que se localiza desde Alaska hasta el centro de México. El análisis de excrementos del norte del país demostró que existe una dinámica poblacional: ejemplares de la especie bajan de un cerro y suben a otro para buscar alimento.

RedacciónT21

RedacciónT21