Tendencias21

Diseñan un chip para víctimas del maltrato con más cobertura y menos consumo de energía

La Universidad de Salamanca, en colaboración con las empresas Oesia y Nebusens están desarrollando una plataforma tecnológica que ayude a evitar casos de maltrato. El objetivo es mejorar el sistema de avisos que se emplea en la actualidad para mantener alejada a la víctima del presunto maltratador. La nueva plataforma incluye un chip que se podría incluir en diversos dispositivos, desde un teléfono móvil a una pulsera, explican los responsables del proyecto. El proyecto Guardián o Sistema Electrónico para la Protección de Personas Maltratadas y en Situaciones de Riesgo diseña una plataforma de hardware y software que "mejora la protección de personas en riesgo de maltrato frente a la violencia machista", explica a DiCYT Dante Tapia, gerente de Nebusens. Para ello es necesario que la víctima y el presunto maltratador porten un chip que se podría incluir en diversos dispositivos, desde un teléfono móvil a una pulsera. En la actualidad se emplean sistemas basados en tecnología GPS y GPRS que sirven para transmitir la señal que ubica al presunto maltratador a un centro remoto, pero el sistema presenta muchas deficiencias. Por ejemplo, hay muchos lugares en los que no llega la señal GPS y los dispositivos tienen un consumo energético elevadísimo, con pocas horas de duración, de manera que necesitan ser recargados continuamente. La propuesta de la empresa salmantina, especializada en tecnología inalámbrica, es desarrollar un sistema electrónico basado en inteligencia ambiental que combine varias tecnologías: no sólo A-GPS (GPS asistido) y GPRS como en los sistemas actuales, sino también wifi y sobre todo ZigBee, un protocolo de comunicaciones similar al ampliamente extendido Bluetooth. La posibilidad de que utilicen wifi hace disminuir el consumo de energía, muy elevado en el caso del GPS.

RedacciónT21

RedacciónT21