Tendencias21

El amor por los animales está en los genes

Un estudio genético ha descubierto una diferencia en las personas que muestran una mayor compasión por los animales: la diferencia radica en un gen que produce una hormona llamada oxitocina, comúnmente llamada hormona del amor, que se sabe que fomenta los vínculos sociales entre las personas. Según los investigadores, esta es la primera vez que se vincula la hormona con las relaciones entre personas y animales. Los expertos del Instituto Roslin y el Colegio Rural de Escocia (SRUC) analizaron el ADN de 161 estudiantes voluntarios, a quienes también se les pidió que completaran un cuestionario para evaluar su empatía hacia los animales. Los resultados se publican en la revista . Los investigadores descubrieron que aquellos que mostraban mayor compasión por los animales tenían una versión específica del gen de la oxitocina. También encontraron que las mujeres respondían más positivamente a los animales que a los hombres, al igual que las que trabajaban en una profesión relacionada con el cuidado de los animales. Se sabe que las actitudes de las personas hacia los animales están influenciadas por una variedad de factores sociales, como las experiencias de la vida temprana, los rasgos de personalidad y las creencias religiosas. Esta es la primera vez que los científicos han demostrado que la genética también puede desempeñar un papel.

RedacciónT21

RedacciónT21