Tendencias21

El amor y la rectitud de los padres evitan que los adolescentes beban en exceso

Un estudio realizado por especialistas de la Brigham Young University, de Estados Unidos, ha revelado que el tipo de educación que se le da a los hijos influye en los hábitos de consumo de alcohol de éstos. Para la investigación fueron encuestados casi 5.000 adolescentes de entre 12 y 19 años, con el fin de conocer sus costumbres en lo que al consumo de alcohol se refiere y también para determinar el tipo de relación que mantenían con sus padres (si éstos eran padres responsables y el calor que brindaban a sus hijos). El análisis de las respuestas obtenidas demostró que los adolescentes menos propicios a beber en exceso eran aquéllos cuyos padres puntuaban alto tanto en responsabilidad como en calidez. Por el contrario, los hijos de padres calificados como indulgentes (poco exigentes y demasiado protectores) presentaban un riesgo tres veces mayor de beber demasiado, mientras que los hijos de padres calificados como estrictos (muy responsables y poco cálidos) presentaban el doble de riesgo de excederse con el alcohol. Los especialistas señalan, por tanto, la importancia de los padres en el desarrollo de hábitos insanos en la adolescencia, en lo que al alcohol se refiere, y aconsejan controlar el comportamiento de los hijos adolescentes, al tiempo que se mantiene con ellos una relación amorosa y cálida.

RedacciónT21

RedacciónT21