Tendencias21

El asteroide fue el que realmente acabó con los dinosaurios

Hace 66 millones de años, un asteroide de 10 km de diámetro impactó en la península de Yucatán en México y acabó con la mayoría de las especies de nuestro planeta, entre ellos  la de los dinosaurios. Aunque se ha considerado que la actividad volcánica influyó en este episodio de la historia de nuestro planeta, una nueva investigación consolida la idea de que el asteroide fue el detonante único de la extinción del 70 % de las especies a finales del Cretácico. Los volcanes pueden provocar extinciones masivas porque liberan muchos gases, como el SO2 y el CO2, que pueden alterar el clima y acidificar el planeta, Pincelli Hull, autor principal. Sin embargo, la actividad volcánica y el calentamiento asociado se produjeron antes y después del impacto del asteroide y no durante las extinciones, según ha comprobado esta investigación, que ha reconstruido la temperatura global del Cretácico. La nueva investigación demuestra que solo el impacto del asteroide coincidió con las desapariciones. Posteriormente, nuevas fases volcánicas dificultaron la recuperación de los ecosistemas. Los autores reconocen que, aunque la actividad volcánica de la época provocó el aumento de 2ºC de la temperatura global, no fue la que desencadenó la extinción masiva. Lo que han comprobado es que, debido a ese calentamiento global, varias especies emigraron desde sus espacios habituales hacia los polos norte y sur, pero que esta migración se produjo mucho antes que el impacto del asteroide.

RedacciónT21

RedacciónT21