Tendencias21

El estado de ánimo afecta a las decisiones de los consumidores

Los consumidores que están de buen humor hacen juicios más rápidos y coherentes que las personas infelices, ha revelado un estudio realizado por científicos del Virginia Tech y de la Universidad New Hampshire, ambos en Estados Unidos. Hasta ahora, se había debatido mucho sobre cómo los afectos (estado de humor, emociones, sentimientos) influyen en la calidad de las decisiones personales. Los investigadores trataron de determinar este punto a través del análisis de un elemento muy básico de la toma de decisiones: decidir si un objeto gusta o no. En el estudio, los científicos condicionaron en primer lugar los estados de ánimo de los participantes, mediante imágenes agradables (de cachorros) o desagradables (pies enfermos) o pidiendo a los voluntarios que recordaran eventos agradables o desagradables del pasado. Después de estas inducciones emocionales, los participantes miraron imágenes de objetos comunes, sobre los que tuvieron que elegir adjetivos que los definieran, de una lista propuesta por los autores de la investigación. Así, se constató que aquellas personas a las que se había dispuesto a un buen estado de humor (mediante imágenes agradables como las de los cachorros) atribuyeron más rápida y coherentemente los adjetivos a las imágenes. Según los investigadores, estos resultados son relevantes para la comprensión de las respuestas de los consumidores a nuevos productos, cuyo éxito depende en gran medida de los juicios que las personas hagan de ellos desde el principio.

RedacciónT21

RedacciónT21