Tendencias21

El pensamiento religioso activaría tres redes distintas del cerebro

Sobre la base de estudios previos, que muestran que las creencias religiosas implican actividad cognitiva que se puede asignar a regiones específicas del cerebro, un nuevo estudio ha encontrado que conexiones direccionales y causales entre estas redes cerebrales pueden estar relacionadas con diferencias en el pensamiento religioso. Dimitrios Kapogiannis y sus colegas del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (Baltimore, Maryland, EE.UU.) y el Instituto de Rehabilitación de Chicago (Illinois), analizaron los datos obtenidos en estudios de imágenes de resonancia magnética funcional ( fMRI ) para evaluar el flujo de la actividad cerebral cuando individuos religiosos y no religiosos hablaban de sus creencias religiosas. Los autores determinaron caminos causales que vinculan redes del cerebro relacionadas con "agentes sobrenaturales, la regulación del miedo, y el afecto, entre otros elementos, todos los cuales pueden estar implicados en el procesamiento cognitivo de las creencias religiosas. "Cuando el cerebro contempla una creencia religiosa", explica Kapogiannis, "se activan tres redes distintas que tratan de responder a sendas cuestiones: 1) Hay implicado un agente sobrenatural (como Dios) y, en caso afirmativo, cuáles son sus intenciones; 2) si hay que temer a dicho agente sobrenatural; y 3) cómo esta creencia se relaciona con las doctrinas y con las experiencias anteriores en la vida.

RedacciónT21

RedacciónT21