Tendencias21

El proyecto europeo TWIST pretende transformar los estereotipos sobre mujer y ciencia

"Las ferias científicas atraen más a los chicos que a las chicas y los primeros suelen quedarse más tiempo en ellas". Esta afirmación es una de las muchas que invitó a Sheena Laursen, directora de Asuntos Internacionales en el Experimentárium (un centro científico) de Dinamarca, a poner en marcha el proyecto TWIST, en el que participaron socios de siete Estados miembros de la UE e Israel. Los responsables del proyecto analizaron estereotipos y prejuicios respecto a los roles sociales de las mujeres científicas para suscitar un debate sobre género y ciencia entre alumnos, profesores y padres. Para ello recurrieron a ejercicios basados en teatro interactivo, formación para docentes, "citas rápidas"con científicos, ejemplos de mujeres científicas y una marioneta virtual para poner a prueba los prejuicios. "La falta de científicas que constituyan modelos de referencia, en especial en los puestos más destacados, es otra de las razones que justifican la falta de mujeres en los puestos de más nivel", explica Laursen. "Además, muchos hombres y mujeres declinan puestos de dirección científica pues ésta dificulta el cuidado de la familia". Laursen considera que lo más innovador de su método reside en los grupos de población a los que se dirige: tanto hombres como mujeres, tanto niñas como niños. "A menudo existen prejuicios sobre lo que suponen los temas de género y por lo general se presupone que tratarán sólo sobre la mujer. A menudo sólo se presentan mujeres a nuestras reuniones o en las actividades de TWIST, por lo que acercar a los hombres ha supuesto todo un reto. Para superarlo decidimos adoptar un método publicitario distinto para cada sexo y centrarnos en aumentar el interés de nuestras actividades tanto para los chicos como para las chicas, lo cual no siempre ha resultado sencillo. Por ejemplo, celebramos un taller sobre robots al que se presentaron prácticamente sólo chicos y sus padres a pesar de que nuestra intención era destinarlo también a las chicas mediante el empleo de modelos de referencia femeninos y una estrategia de publicidad concreta. La próxima vez lo solucionaremos dirigiéndonos directamente a los padres".

RedacciónT21

RedacciónT21