Tendencias21

El suicidio de un progenitor aumenta el peligro de suicidio en los hijos

Los niños cuyos padre o madre se suicidan presentan una propensión mayor a morir por la misma causa que otros niños, y también mayores probabilidades de desarrollar trastornos psiquiátricos, advierte un estudio realizado por científicos del Centro Infantil del Hospital Johns Hopkins de Estados Unidos. La investigación, que se cree que es la más extensa realizada hasta la fecha sobre este tema, señala que la forma y el momento de la muerte de los progenitores influye poderosamente en los peligros que viven los hijos posteriormente. A éstos les afecta el suicidio del padre o de la madre más si la muerte se produce durante la infancia o la adolescencia que si se da cuando los hijos son ya jóvenes adultos. Otros factores, como el entorno o la genética, también son determinantes en el estado de los descendientes tras estas muertes tan trágicas. A pesar de todo, el estudio arrojó una buena noticia: aunque se da un aumento del riesgo para la vida y el bienestar de los niños si sus padres se suicidan, la mayoría de ellos no acaba muriendo de la misma forma. En estas situaciones, resulta esencial una intervención apropiada, sobre todo en cuanto a evaluación y tratamiento psiquiátrico de los niños que han tenido que pasar por este trance. El apoyo familiar resulta igualmente clave, afirman los investigadores.

RedacciónT21

RedacciónT21