Tendencias21

El zumo de remolacha puede ayudar a combatir la demencia

Investigadores del Translational Science Center de la Universidad Wake Forest de Estados Unidos han demostrado por vez primera que beber zumo de remolacha puede aumentar el flujo sanguíneo del cerebro de los ancianos. El descubrimiento podría tener un enorme potencial en la lucha contra la progresión de la demencia, que es la pérdida progresiva de las funciones cognitivas, debido a daños o desórdenes cerebrales más allá de los atribuibles al envejecimiento normal. Cuando envejecemos, ciertas áreas del cerebro no reciben el riego sanguíneo necesario, lo que se cree estaría relacionado con la aparición de éste y otros trastornos cognitivos, explican los investigadores. Las altas concentraciones de nitratos presentes en la remolacha, al igual que en el apio, el repollo y otros vegetales como las espinacas y la lechuga, serían las que propiciarían dicho incremento del flujo sanguíneo cerebral. Los resultados del estudio fueron obtenidos de un análisis realizado durante cuatro días a 14 adultos de 70 años o más, a los que se les asignó una dieta de zumo de remolacha. Los científicos midieron al mismo tiempo el flujo sanguíneo de los cerebros de los participantes con escáneres de resonancia magnética, constatando un incremento de dicho flujo en la materia blanca de los lóbulos frontales, que son regiones del cerebro relacionadas con la degeneración que provoca la demencia y otros déficits cognitivos.

RedacciónT21

RedacciónT21