Tendencias21

Encuentran en Birmania un ave que se creía extinta desde 1941

Un equipo de científicos de la (WCS), del Estado de Birmania y de la Universidad Nacional de Singapur ha redescubierto en Birmania un pájaro que se creía extinto. El timalí de Jerdon ( ) no se veía en Birmania desde julio de 1941, cuando fue visto en los pastizales cercanos a la ciudad de Myitkyo (región de Bago), cerca del río Sittaung. El equipo encontró el pájaro el 30 de mayo de 2014 mientras examinaba una zona alrededor de una estación agrícola abandonada, que aún contenía algunos hábitats de pastizales. Después de escuchar la distintiva llamada del pájaro, los científicos reprodujeron una grabación y se vieron recompensados ​​con el avistamiento de un timalí de Jerdon adulto. Durante las siguientes 48 horas, el equipo encontró varios timalíes en las inmediaciones y se las arregló para obtener muestras de sangre y fotografías de alta calidad. El pequeño pájaro marrón, aproximadamente del tamaño de un gorrión común, fue descrito inicialmente por el naturalista británico T. C. Jerdon en 1862, tras encontrarlo en llanuras cubiertas de hierba cerca de Thayetmyo. A principios del siglo XX, la especie era común en la vasta pradera natural que cubría las llanuras de inundación Ayeyarwady y Sittaung, cerca de Rangún. Desde entonces, la agricultura y las comunidades han reemplazado gradualmente la mayor parte de estos pastizales a medida que la zona se ha desarrollado. El timalí de Jerdon de Birmania está considerado como una de las tres subespecies de las cuencas del Indo, el Bhramaputra, y el Ayeyarwady, en el sur de Asia. Las tres muestran diferencias sutiles y sin embargo, podrían ser especies distintas. Según Colin Poole, director del Centro Regional de Conservación de WCS en Singapur, "la degradación de estos vastos pastizales había llevado a muchos a considerar extinguida esta subespecie de timalí. Este descubrimiento no sólo demuestra que la especie todavía existe en Birmania, sino que el hábitat aún se pueden encontrar también. Harán falta nuevos trabajos para identificar los restantes focos de pastizales naturales y desarrollar sistemas para que las comunidades locales los conserven y se beneficien de ellos". Un análisis más detallado de las muestras de ADN determinará si el timalí de Birmania debe considerarse una especie completa. Si es así, sería su conservación sería de muy gran interés debido a que su hábitat está fragmentado y amenazado. Este trabajo forma parte de un estudio más amplio para entender la genética de las especies de aves de Birmania y determinar el verdadero nivel de la diversidad de aves del país.

RedacciónT21

RedacciónT21