Tendencias21

Fuerte impulso a las Universidades Saludables

El pasado sábado, 15 de enero, se celebró en la Universidad Francisco de Vitoria, el VII Encuentro de Expertos en Promoción de Salud Universitaria, bajo el lema de Universidades Saludables, con la participación multiprofesional de más de un centenar de profesores universitarios, investigadores, profesionales que trabajan en Servicios de Salud Universitaria, y jóvenes universitarios de diferentes puntos de España, comprometidos con la Promoción de la Salud en la Universidad. En esta cita de expertos sobre Universidades Saludables, se presentaron cuarenta y un trabajos originales, y brindó una ocasión única para compartir conocimientos, intercambiar experiencias y buenas prácticas, estimular el debate multidisciplinar, e impulsar iniciativas que aborden los determinantes sociales de la salud de los jóvenes universitarios. Se debatió sobre: las Políticas institucionales saludables, los Entornos amigables para los universitarios, la Educación para la Salud basada en el Desarrollo de Habilidades para la Vida, y la efectividad de los Servicios de Salud Universitaria. Entre las conclusiones y recomendaciones de la jornada destacan las siguientes: 1.tLas Universidades Saludables son las entidades de Educación Superior que han desarrollado una cultura organizativa orientada por los valores y los principios asociados al fomento de la salud, con el fin de propiciar el desarrollo humano y mejorar la calidad de vida de quienes allí estudian o trabajan, influyendo en los entornos laborales y sociales. De esta manera se promueven conocimientos, habilidades y destrezas para el autocuidado y la implantación de estilos de vida saludables en la comunidad universitaria. 2.tLas universidades tienen la capacidad de generar beneficios para sí mismas, para sus miembros y sus familias. Esto podría obtenerse reconociendo el valor agregado que la promoción de la salud tiene en términos de incremento de satisfacción laboral, como factor motivador para el ingreso de mayor número de estudiantes y como elemento relevante en la formación de profesionales íntegros. 3.tPara que una universidad sea saludable deberá modificar su estructura física, implementar líneas de desarrollo estratégico, incluir esta temática en los currícula y en las políticas institucionales. Con esta estrategia, podrían conseguirse cambios de cara a la promoción de la salud de los jóvenes, sustentables en el tiempo, centrados en sólidas convicciones y conocimientos, y de fácil consecución por los miembros de la comunidad universitaria, de manera equitativa. 4.tLas universidades pueden ser promotoras de la salud si se lo proponen; tienen el potencial para influir positivamente en la vida y la condición de salud de sus miembros, protegiéndolos y promoviendo su bienestar.

RedacciónT21

RedacciónT21