Tendencias21

Intentan proteger a un felino salvaje de Sudamérica sin perjudicar a los granjeros

La (Leopardus guigna), probablemente uno de los felinos menos conocidos del mundo, está clasificada como especie vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Los factores que amenazan su existencia son la deforestación, la expansión de las explotaciones agropecuarias, las supersticiones y su costumbre de cazar aves de corral. El proyecto Kodkod, iniciado en 2010 en virtud del programa «Personas» del Séptimo Programa Marco (7PM) de la UE, tiene la finalidad de definir las necesidades de conservación que presenta este animal en los bosques templados húmedos chilenos. Además de ampliar el conocimiento de esta especie rara y apenas conocida, se espera que los resultados de este proyecto den lugar a estrategias de conservación más efectivas gracias a una comprensión más precisa de la perspectiva de las poblaciones indígenas. Pesa entre uno y dos kilogramos, por lo que constituye el felino más pequeño de Sudamérica. Habita los bosques templados húmedos australes de Chile y Argentina -ya de por sí muy amenazados- y ataca ocasionalmente a aves de corral. Los granjeros responden a menudo matando a estos depredadores, y por ello la investigación sobre su conservación supone un reto con múltiples vertientes que obliga a aplicar un enfoque socioecológico integrador.

RedacciónT21

RedacciónT21