Tendencias21

La Asociación de Científicos Españoles en Estados Unidos crea una filial en Nueva York

La Asociación de Científicos Españoles en Estados Unidos presentó el viernes su filial en Nueva York (ECUSA-NY). Su objetivo es crear una red de apoyo y favorecer la conexión entre el sector público y privado en uno de los mayores núcleos de investigación y negocios de EE UU. La nueva ola de científicos españoles que ha emigrado a Nueva York destaca sobre todo en los campos de la biomedicina, pero también en ingeniería y nuevos materiales, tanto en la academia como en la empresa privada. Además, en la asociación también tienen cabida los educadores, divulgadores, gestores e innovadores, explica a Sinc Lidia Chico, investigadora de biología molecular en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, y presidenta de ECUSA NY. ECUSA cuenta con 200 investigadores españoles asociados en EE UU. Fue fundada en Washington DC y tiene una tercera sección regional ya operativa en el área de Boston. En la filial neoyorquina, que incluye también Nueva Jersey y Connecticut, hay, por el momento, 12 asociados La asociación acaba de cerrar un convenio de colaboración con la fundación Ramón Areces para un ciclo de conferencias. Además, se ha puesto un programa en el que 22 científicos españoles de universidades estadounidenses harán de mentores para 68 estudiantes españoles. Como padrino del acto, que tuvo lugar en el Instituto Cervantes, contaron con el neurocientífico Rafael Yuste, catedrático de Ciencias Biológicas y Neurociencias de la Universidad de Columbia. Yuste dice que le habría encantado, que hubiera existido algo similar cuando él llegó a EE UU. Yo he tenido la sensación de que he tenido que abrir el camino solo y de una manera desconectada de España. Los científicos españoles expatriados tienen varias asociaciones de este tipo en Europa, Asia y otra recién estrenada en Oceanía. Los investigadores valoran que en Estados Unidos haya más recursos para la investigación (coste que luego repercute en los precios de los medicamentos, por ejemplo). A cambio, echan de menos "la cultura de trabajo de España, que es más flexible, y los derechos laborales y sociales".

RedacciónT21

RedacciónT21