Tendencias21

La creación sencilla de páginas web impulsa los negocios de los más emprendedores

El autoempleo o emprendimiento aumenta progresivamente, debido a la falta de trabajo a cuenta de terceros de un mercado laboral en crisis. En este contexto, la nueva era de las telecomunicaciones ofrece posibilidades hasta hace poco impensables para la promoción de productos y servicios, por parte de pequeños empresarios o de autónomos. Pero el trabajador por cuenta propia suele enfrentarse al problema de la falta de conocimiento para la promoción de sus propias ofertas a través de Internet. Para ello, necesita principalmente crear una página web –una vía ineludible, si se quieren mostrar productos y servicios a nivel local, nacional, continental e incluso global-; algo que hasta ahora estaba restringido solo a expertos informáticos. Sin embargo, toda demanda conlleva la creación de servicios que la cubran. Es el caso de las empresas que ayudan a hacer webs, de la manera más sencilla que cabría imaginar. Estas compañías están facilitando a los emprendedores su labor y desarrollo. permiten así que, incluso gente sin conocimientos de diseño informático, pueda tener un buen diseño de su página, ya sea esta personal o profesional; particular o comercial. El sistema suele ser muy sencillo, pues este tipo de servicios aporta sugerencias de textos e imágenes, específicamente creados para decenas de sectores, desde el textil o el del turismo rural, hasta el de la restauración o el de la consultoría. Asimismo, permiten modificar textos, cambiar el color o personalizar los diseños, de una manera intuitiva. Todo sin necesidad de descargar ningún software ni tener conocimientos de programación. Las ventajas son incontables, pues, hoy por hoy, la página web de una empresa o de un emprendedor puede ser la diferencia entre hundirse o mantenerse a flote, por dos razones. Por un lado, cada vez hay más acceso a la Red en domicilios y lugares de trabajo. Y, con este acceso creciente, el comercio electrónico se extiende también cada vez más. Otra de las fórmulas más empleadas ahora mismo para el desarrollo laboral de particulares y emprendedores son las redes sociales, como , e incluso , sobre todo entre los más jóvenes. En términos generales, solo en España, según datos del Instituto Nacional de Estadística , en 2013, 11 millones de personas realizaron algún tipo de compra por Internet, un 31,5% de la población total. En la UE, el porcentaje alcanzó el 47%. En 2012, ya en plena crisis económica, el comercio electrónico B2C (negocio-a-consumidor) alcanzó en nuestro país los 12.383 millones de euros, según datos del recogidos por .

RedacciónT21

RedacciónT21