Tendencias21

La depredación humana está esquilmando y modificando a otras especies

Las actividades humanas, como la pesca o la caza, están teniendo un asombrosamente amplio y veloz impacto en el tamaño y la capacidad reproductiva del pescado y otras especies comercializadas, amenazando a la recuperación de poblaciones enteras de dichas especies, señala un estudio llevado a cabo por la Universidad de California en Santa Cruz. La depredación humana, además, está acelerando la tasa de cambios observables en las características de nuestras víctimas en un 300%, con respecto al ritmo normal de los sistemas naturales. Así, las poblaciones esquilmadas son de media un 20% menores en tamaño que las generaciones previas, y su edad de inicio de reproducción se ha adelantado un 25%. Este estudio es el primero que calcula el ritmo evolutivo de los organismos de poblaciones comercialmente explotadas, comparándolo con datos de otros sistemas. En total se analizaron 34 estudios científicos de 29 especies, en 40 sistemas geográficos específicos. Según los científicos, la explotación mediante la pesca y la caza está cambiando las características esenciales de las especies estudiadas, algunas veces en intervalos extremadamente cortos de tiempo, como dos décadas. Los investigadores aseguran que los humanos somos los súper depredadores de nuestro planeta, una fuerza dominante que está afectando incluso a la evolución de los seres que nos rodean.

RedacciónT21

RedacciónT21