Tendencias21

La escasez de sueño reduce significativamente los niveles de testosterona de los hombres jóvenes

Dormir poco provoca la reducción de los niveles de testosterona en los hombres jóvenes, revela un estudio realizado por científicos de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos. En un experimento realizado en laboratorio, pudo constatarse que hombres que durmieron menos de cinco horas por noche durante una semana presentaron niveles significativamente más bajos de testosterona que cuando éstos dormían una noche entera. Niveles bajos de testosterona suponen diversas consecuencias negativas para los hombres jóvenes, y no sólo en su comportamiento sexual o su reproducción, porque esta hormona resulta crucial para la generación de masa muscular y densidad ósea, advierten los científicos. Además, la deficiencia de testosterona está asociada a una energía baja, a una escasa capacidad de concentración y a la fatiga. El efecto sobre la testosterona que produce el sueño escaso puede ser similar al que provoca un envejecimiento de entre 10 y 15 años. En general, el presente estudio alerta del peligro que entraña la escasez de sueño para la población masculina. En Estados Unidos, se calcula que al menos el 15% de los adultos de la población trabajadora duerme menos de cinco horas al día, con los consecuentes efectos adversos para su salud. Los investigadores señalan que cada vez está más reconocido que la duración y la calidad del sueño están relacionadas con los trastornos endocrinos.

RedacciónT21

RedacciónT21