Tendencias21

La fabricación con metales en estado semisólido ahorra material y acelera la fabricación de automóviles

Tras años de investigación, la tecnología del tixoconformado, empieza a ver resultados. CIC marGUNE, el Centro de Investigación Cooperativa de Fabricación de Alto Rendimiento (del País Vasco), estudia la posibilidad de modificar el proceso actual de fabricación de piezas para la industria automovilística gracias a la tecnología del tixoconformado, es decir, la conformación de metales en estado semisólido. El tixoconformado es un proceso en el que se tiene el material entre líquido y sólido, y se le da forma en ese estado semisólido. Todo ello ofrece ciertas ventajas respecto al método convencional, la forja. Para hacer la misma pieza, emplea alrededor de un 20% menos de material que la forja, ya que en el nuevo proceso no se obtiene material excedente y directamente se obtiene la pieza final con la geometría deseada explica el ingeniero Jokin Lozares, de la Universidad de Mondragón, que también colabora en el proyecto. Además, —añade— permite obtener geometrías mucho más complejas. A día de hoy, no existe ningún fabricante que utilice este proceso. No es una tecnología nueva; se lleva trabajando desde hace muchos años, pero hasta ahora no se conseguía avanzar lo suficiente indica Iñigo Loizaga, presidente de CIC marGUNE y coordinador de la línea de investigación. El proceso actual suele constar de tres o cuatro pasos. "El objetivo es obtener la pieza final en un solo paso, con lo cual, ahorraríamos todo el proceso intermedio señala Mikel Intxausti, de la empresa CIE-Legazpi, otra de las participantes. A escala de laboratorio ya lo han conseguido. Hasta ahora, las pruebas experimentales se han centrado en una pieza que va en la suspensión trasera del automóvil, en la que va sujeta la rueda y el freno de disco del automóvil, la pieza que asegura la rodadura de la rueda trasera. Vemos que incluso planteando un proceso en el cual queremos romper el utillaje, para ver cuánto dura, el utillaje está durando más de lo esperado. Todavía no es suficiente para ser un proceso totalmente industrial, pero es necesario seguir investigando y avanzando, porque parece que el tixoconformado tiene futuro, señala Loizaga. Estamos mirando incluso la posibilidad de trabajar con materiales más avanzados que el acero, pensando en la industria aeronáutica principalmente añade.

RedacciónT21

RedacciónT21