Tendencias21

La genética demuestra que los opuestos verdaderamente se atraen

Cuando se trata de buscar una pareja, los opuestos realmente se atraen, señala un estudio realizado en la Universidad de Paraná, en Brasil, que ha revelado que, a la hora de elegir pareja, nos decantamos por aquellos individuos cuyas características genéticas verdaderamente difieren de las nuestras. En concreto, las pruebas obtenidas en la investigación revelaron que las parejas casadas presentan más posibilidades de tener diferencias genéticas en una región del ADN encargada de regir el sistema inmune, que personas unidas aleatoriamente. Según los científicos, este hecho tendría su origen en una estrategia evolutiva para garantizar una reproducción saludable, ya que la diversidad genética es una ventaja para la descendencia. Por otro lado, los investigadores señalan que, aunque no está claro qué señales despiertan la atracción entre personas genéticamente distintas, se cree que el olor corporal e incluso la estructura de la cara podrían desempeñar un importante papel a la hora de impulsarnos a elegir.

RedacciónT21

RedacciónT21