Tendencias21

La NASA detecta 'zarcillos de fuego' en la atmósfera de Marte

Las eyecciones del Sol generan unos flujos iónicos en el campo magnético de Marte que pueden alcanzar los 5.000 km en el espacio. El espectacular fenómeno lo ha detectado la nave Maven de la NASA mientras analizaba la atmósfera marciana. El viento solar puede estar detrás de las perdidas de atmósfera en el planeta rojo. Esta semana la portada de la revista ilustra lo que ocurrió en el campo magnético de Marte cuando en marzo de este año fue bombardeado por una poderosa eyección de masa coronal del Sol. Las trayectorias de los iones que escapaban de la atmósfera marciana generaron una impactante imagen donde aparecen penachos y –similares a los tallos en espiral de la vid o el guisante– que emanan, como fuego, del planeta rojo. Durante la eyección solar, los instrumentos de la nave que vigilaban el campo magnético marciano detectaron rotaciones magnéticas fuertes que expandían los hasta 5.000 kilómetros de distancia en el espacio. Al mismo tiempo, los dispositivos que monitorizaban la ionización atmosférica observaron importantes picos y detectaron que los iones viajaban concentrados a lo largo de esos flujos del campo magnético. Se estima que su velocidad es mucho mayor –aproximadamente diez veces más– de la habitual. En concreto, se encontraron O2+ y CO2+, y los científicos quedaron sorprendidos al ver que los iones O+ ascendían en la atmósfera mucho más arriba de lo esperado. Las observaciones y los modelos muestran un aumento en la tasa de escape de iones al espacio durante eventos como este, señalan los investigdores, así que la perdida de iones asociada a las eyecciones solares durante los comienzos de la historia del planeta pudo ser un factor importante en la evolución de su atmósfera. Los datos sugieren que la atmósfera marciana se ha ido a lo largo del tiempo por los efectos de las tormentas solares, ya que cuando estas se producen, aumenta la erosión de la capa gaseosa que rodea el planeta rojo. Los responsables de la NASA interpretan que este proceso "parece haber desempeñado un papel clave en la transición del clima de Marte desde un ambiente inicial cálido y húmedo, que pudo haber albergado vida en la superficie, hacia el que presenta hoy el árido y frío planeta". En el mismo número de se publican otros tres estudios con los datos de Maven. Uno de ellos se centra en una tenue aurora que apareció en el hemisferio norte, que se sumergía en la atmósfera hasta la cota más baja confirmada en cualquier aurora, unos 60 km. Un tercer trabajo aborda los resultados de dos ocasiones en las que Maven se en la atmósfera superior del planeta rojo para determinar la naturaleza de su termosfera e ionosfera. Durante estas exploraciones, detectó un importante gradiente de temperatura vertical, entre los 140 y 170 km. El cuarto trabajo analiza la detección de polvo en altitudes que oscilan entre 150 a 1.000 kilómetros, a pesar de que no existen procesos conocidos que puedan levantar concentraciones significativas de partículas desde una superficie planetaria hasta esas altitudes. Los autores piensan que es polvo de origen interplanetario.

RedacciónT21

RedacciónT21