Tendencias21

La testosterona de los varones que duermen con sus hijos es más baja

Las madres no son las únicas que están biológicamente adaptadas para relacionarse con sus hijos. Una investigación de la Universidad de Notre Dame (Indiana, Estados Unidos) muestra que los padres que duermen cerca de sus hijos experimentan una disminución de la testosterona. Investigaciones anteriores en seres humanos y otras especies sugieren que esta disminución podría hacer a los hombres más sensibles a las necesidades de sus hijos y ayudarles a centrarse en las demandas de la paternidad. El antropólogo Lee Gettler muestra que una estrecha proximidad durante el sueño entre los padres y sus hijos (en la misma superficie de descanso) provoca una menor cantidad de testosterona en comparación con los padres que duermen solos. Gettler estudió a 362 padres, todos los cuales tenían entre 25 y 26 años, y los dividió de acuerdo a su ubicación durante el sueño: durmientes solitarios, los que dormían en la misma habitación que sus hijos, y los que dormían en la misma superficie que sus hijos. Los niveles de testosterona paterna se midieron a partir de muestras de saliva recogidas al despertar y de nuevo justo antes de dormir. Aunque los niveles de la hormona de los tres grupos al despertar no mostraban diferencias significativas, los padres que dormían en la misma superficie que sus hijos mostraron el nivel más bajo de testosterona al caer la tarde.

RedacciónT21

RedacciónT21