Tendencias21

La UGR pone en marcha un Laboratorio de Grafeno y Semiconductores Bidimensionales

La Universidad de Granada ha puesto en marcha el Laboratorio de Grafeno y Semiconductores Bidimensionales, uno de los laboratorios públicos más completos de Europa dedicados a la fabricación y caracterización eléctrica y estructural de este material. Las nuevas instalaciones, gestionadas por el Grupo de Nanoelectrónica que dirige el catedrático Francisco Gámiz Pérez, están ubicadas en el Centro de Investigación en Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones de la UGR. Con una inversión superior a los 500.000 euros, el nuevo laboratorio está dedicado a la fabricación de grafeno en sus distintas formas y variedades, así como al desarrollo de sistemas basados en grafeno para aplicaciones electrónicas, incluyendo biosensores, nanodispositivos electrónicos para aplicaciones IoT (Internet of Things o Internet de las cosas), y electrónica flexible, además de dispositivos (aquellos que se colocan en la ropa y están siempre encendidos). El laboratorio ha instalado los equipos necesarios para obtener películas de grafeno CVD (Chemical Vapor Deposition) de hasta 25 cm x 10 cm de tamaño, y transferirlas a diferentes substratos o soportes, tanto rígidos como flexibles. Ttambién se han desarrollado las técnicas para obtener, a partir de polvo de grafito, suspensión de óxido de grafeno que puede ser depositado sobre diferentes sustratos, para posteriormente poder reducirlo y obtener grafeno reducido mediante un sistema de litografía por escritura directa por láser. Además de grafeno, las nuevas instalaciones permiten obtener otros materiales que también son bidimensionales y que, combinados con éste, mejoran y amplían su campo de actuación. Por otro lado, la Universidad Politécnica de Cartagena y la Armada comenzarán durante este trimestre las pruebas y ensayos de un proyecto experimental que estudia las propiedades del grafeno para su uso en equipos de protección balística de personal. La duración del proyecto, informa la , será de 18 meses y los objetivos son el diseño y construcción en la Estación Naval de La Algameca de un Sistema Integrado de Experimentación Balística en Exteriores con Munición Real, según estándares de la OTAN, junto con la fabricación y caracterización de una serie de (materiales compuestos basados en nanotecnología), frente a impactos balísticos con fuego real. Los resultados que se obtengan sentarán las bases para el diseño de un chaleco antibalas.

RedacciónT21

RedacciónT21