Tendencias21

La vitamina D retarda el envejecimiento de las arterias

Investigadores argentinos han comprobado que la vitamina D, administrada en animales de experimentación, retarda el envejecimiento de las arterias y mejora su funcionamiento. Un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Tucumán y del Instituto Superior de Investigaciones Biológicas (Insibio) ha realizado un estudio sobre los efectos de la vitamina D en las células de fenotipo precursor endoteliales. Estas células son derivadas de la médula ósea y desempeñan un papel importante en la reparación del endotelio (tejido que tapiza el interior de los vasos sanguíneos). El equipo realizó ensayos en animales y comprobó los efectos protectores de esta vitamina en las arterias. No sólo ayuda a reparar el endotelio, sino que retarda su envejecimiento, mejora su función y estructura y disminuye la carga de colágeno, que es lo que endurece las arterias. Ariel Alberstein figura como primer autor del trabajo y es quien aportó la idea de trabajar con las células progenitoras endoteliales. El especialista explica que si bien la vitamina D fue postulada hace tiempo como factor de protección cardiovascular, esa hipótesis luego fue desechada. Nosotros volvimos a tomar ese tema pero con aparatología más compleja como el citómetro de flujo, que nos permitió definir la presencia de estas células sobre un tejido y actuar de modo preventivo, porque las arterias de las ratas de experimentación que usamos son sanas. Los investigadores administraron vitamina D en forma oral y diaria a estos animales, durante cuatro semanas. Luego realizaron controles para verificar la función vascular y la liberación de óxido nítrico (que es una sustancia protectora del endotelio). Como resultado comprobaron que se aumentaron los niveles de óxido nítrico en las arterias de las ratas y se protegió la nueva población de células endoteliales. Pero, además, verificaron que el tejido arterial se volvió más efectivo porque aumentó su capacidad de contraerse y relajarse. El científico Joo Turoni señala que la vitamina D se utiliza en pacientes con daño renal y que el nuevo aporte de esta investigación es comprobar sus efectos en la protección vascular desde el inicio, es decir, desde antes que se produzca el daño. En nuestra investigación comprobamos que las arterias de las ratitas a las que suministramos vitamina D envejecían más lento, mejoraban la función, disminuía la carga de colágeno y no se alteraba la presión arterial.

RedacciónT21

RedacciónT21