Tendencias21

Las algas del mar Báltico tienen elementos radiactivos procedentes de Chernóbil y el Reino Unido

Investigadores del Centro Nacional de Aceleradores de Sevilla y otros 30 centros internacionales han confirmado que los niveles elevados de plutonio y yodo radiactivo que presentan las algas del mar Báltico se deben al impacto del accidente de Chernóbil en 1986, así como a las descargas de radionucleidos procedentes de la , en Reino Unido. El estudio forma parte de procesos de certificación para la Organización Internacional de la Energía Atómica (IAEA). El (CNA, Universidad de Sevilla-Junta de Andalucía-CSIC) colabora con el laboratorio de medio ambiente marino de la IAEA en Mónaco. Este laboratorio distribuye muestras afectadas por diversas fuentes de contaminación radiactiva entre diferentes centros para que estudien la presencia de radionucleidos mediante técnicas radiométricas o de espectrometría de masas. Un trabajo desarrollado por los miembros del grupo de Espectrometría de Masas con Aceleradores del CNA ha analizado los niveles de plutonio Pu-239 y Pu-240 y yodo I-129 en algas procedentes del mar Báltico. En los próximos meses se abordará el estudio de sedimentos procedentes del atolón Bikini, en el océano Pacífico, donde Estados Unidos llevó a cabo entre 1950 y 1963 la mayoría de sus pruebas termonucleares. Se incluirá la determinación de U-236, isótopo de uranio de origen esencialmente antropogénico de gran interés en estudios oceanográficos.

RedacciónT21

RedacciónT21