Tendencias21

Las mujeres pueden dar seguridad a adultos y niños, sólo con tocarlos

Una investigación realizada por científicos de la Universidad de Columbia y de la Universidad de Alberta, en Estados Unidos y Canadá, respectivamente, ha demostrado que el simple contacto físico con una mujer incrementa la sensación de seguridad. En un experimento realizado con un juego económico, se comprobó que cuando los participantes recibían unos golpecitos en la espalda por parte de una de las investigadoras, ponían mayor cantidad de dinero en juego -es decir, se arriesgaban más- que si la mujer sólo les hablaba. Los investigadores señalan que estos resultados tendrían su origen en la manera en que las madres tocan a sus bebés para hacerlos sentir más seguros. Las madres tocan a menudo a sus hijos, lo que genera en éstos una sensación de afecto que aumenta su sentimiento de seguridad. Al crecer, esta seguridad permite a los niños sentirse más capaces de aventurarse y explorar en contextos no familiares. En el experimento se demostró que la reproducción de esta situación de la relación madre-hijo inicial mediante los golpecitos en la espalda, propiciaba un fuerte efecto en la tendencia a arriesgar dinero de los participantes. Esto sugiere que la mujer sigue teniendo la misma capacidad de tranquilizar, incluso a las personas adultas, señalan los investigadores.

RedacciónT21

RedacciónT21