Tendencias21

Las personas pueden reaccionar de dos maneras ante las emociones negativas

Para enfrentar la vida es importante tener la capacidad de reaccionar de forma flexible a sus idas y venidas. Un estudio reciente llevado a cabo por científicos de la Universidad holandesa de Groningen ha demostrado que el tipo de respuesta emocional de las personas ante cualquier experiencia depende de la intensidad de las emociones negativas que dichas experiencias les produzcan. Según los investigadores, en general, cuando alguien siente emociones intensamente negativas, tiende a distraer su atención sobre ellas. Por el contrario, si las emociones negativas nos resultan relativamente intensas, las personas tienden a pensar en ellas, para neutralizar de esta manera sus sentimientos. Los científicos llegaron a esta conclusión a partir de dos experimentos, en los que los participantes debían responder a emociones negativas, que les fueron inducidas mediante imágenes. Las emociones resultan útiles, por ejemplo, el miedo nos indica que hay que reaccionar (escapar o luchar) ante una situación peligrosa. Pero las emociones también pueden resultar problemáticas, como en el caso de las personas depresivas, que tienden siempre a tener pensamientos negativos. Según los investigadores, resulta importante comprender qué estrategias siguen los individuos sanos para regular sus propias emociones en contextos diversos. En el caso de personas con depresión y trastornos de ansiedad esta capacidad de modular flexiblemente sus propias emociones podría estar mermada.

RedacciónT21

RedacciónT21