Tendencias21

Las plantas aumentan sus defensas cuando "oyen" masticar a los insectos

Varios estudios ya habían sugerido que el crecimiento de una planta puede estar influido por el sonido, y que las plantas responden al viento y al tacto. Ahora, investigadores de la Universidad de Missouri (EE.UU.), en una colaboración que reúne análisis químico y de audio, han descubierto que las plantas responden a los sonidos que hacen las orugas al comerlas, aumentando sus defensas. La investigadora Heidi Appel destaca que este trabajo "es el primer ejemplo de cómo responden las plantas a una vibración ecológicamente pertinente". En el estudio, colocaron orugas en Arabidopsis, una pequeña planta con flores relacionada con la col y la mostaza. Usando un láser y una pequeña pieza de material reflectante en la hoja de la planta, fueron capaz de medir el movimiento de la hojas en respuesta a la masticación de la oruga. Luego reprodujeron grabaciones de las vibraciones provocadas por la oruga alimentándose para que las un conjunto de plantas, mientras que a otras les pusieron sólo silencio. Cuando las orugas se alimentaron de los dos grupos de plantas, los investigadores observaron que las plantas que habían sido expuestas a vibraciones alimentarias producían más aceites de mostaza, una sustancia química que es poco atractiva para muchas orugas. Sin embargo, si a las plantas se les hacía oír vibraciones parecidas, provocadas por un viento suave o por insectos, las plantas no aumentaban sus defensas. Es decir, que distinguían las vibraciones realmente peligrosas de las que no lo eran.

RedacciónT21

RedacciónT21