Tendencias21

Los elefantes reconocen a sus enemigos masái por su voz y su idioma

Investigadores de la Universidad de Sussex (Reino Unido) han analizado en Kenia (África) el comportamiento de los elefantes del Parque Nacional Amboseli. El trabajo ha demostrado que estos animales distinguen a los hombres de la tribu masái, uno de sus principales enemigos, por su voz y su lenguaje. La capacidad de discriminar la amenaza real de la aparente tiene un impacto importante ya que evita interrupciones repetidas de la alimentación y reduce el estrés fisiológico del animal. Los científicos grabaron una misma frase: Mira, mira por allá, un grupo de elefantes se acerca, en los idiomas maternos de dos tribus, la masái y la kamba. Registraron 25 voces de hombres y mujeres de la tribu masái –tanto de adultos como de jóvenes–, y también registraron diez voces de adultos hombres de la etnia kamba. Los masái pastan su rebaño por el Parque y, por lo tanto, tienden a encontrarse más con elefantes que los miembros de la tribu kamba, cuya actividad principal se basa en la agricultura de parcelas afincadas lejos del parque, declara a Graeme Shannon, uno de los autores del estudio. Los resultados del experimento mostraron que los elefantes tenían un comportamiento más defensivo, como agruparse o husmear, ante las grabaciones de los hombres masái, que cuando oyeron a mujeres y niños de esta etnia, o a hombres kamba. Otra de las fases del experimento consistió en engañar a los elefantes con la voz de un hombre modulada para que sonara como la de una mujer. Los elefantes reconocieron la farsa y respondieron como si de un varón masái se tratase. Las poblaciones de elefantes y de hombres masái coexisten en el mismo ecosistema, normalmente de forma pacífica, excepto cuando hay un conflicto por el acceso a los recursos o alguno de los elefantes mata a alguna vaca del rebaño. Aunque este es un conflicto menor comparado con la masacre de elefantes que se lleva a cabo por el marfil, lamenta Shannon. Trabajos previos estudiaron el comportamiento de estos paquidermos ante estímulos visuales y olfativos. Los elefantes tenían también más miedo cuando se encontraban con ropa de color rojo y olor típico de la tribu de los masái, que con las prendas de los kamba.

RedacciónT21

RedacciónT21