Tendencias21

Los videojuegos violentos pueden aumentar la agresividad incluso 24 horas después de jugar

Jugar a un videojuego violento puede aumentar la agresividad. Además, si el jugador sigue pensando en dicho juego después de jugar, esta actitud agresiva puede mantenerse al menos durante 24 horas más. Esto es lo que señala un estudio de la Ohio State University de Estados Unidos, en el que se pidió a estudiantes universitarios aleatoriamente escogidos que jugaran a seis videojuegos distintos (la mitad de ellos violentos y la otra mitad no), durante 20 minutos. Para comprobar si pensar en los juegos violentos extendía el efecto del juego, a la mitad de los jugadores se les pidió que pensaran en ellos durante las 24 horas posteriores, y que en ese periodo de tiempo trataran de identificar las fórmulas para mejorar su rendimiento en ellos la próxima vez que jugaran. Al día siguiente, todos los participantes en la prueba fueron sometidos a un test de agresividad. De esta manera, se comprobó que los jugadores que no habían pensado en los juegos violentos no estaban más agresivos que aquellos jugadores que habían jugado a juegos no violentos. Por el contrario, aquellos participantes que sí habían estado pensando en los videojuegos violentos estaban más agresivos que los jugadores del resto de los grupos. Curiosamente, esta agresividad a largo plazo fue constatada sólo en el caso de jugadores varones. Las mujeres sometidas a las mismas condiciones no mostraron un aumento de la agresividad 24 horas después de jugar a juegos violentos y de pasar el día pensando en ellos. Los investigadores señalan que éste es el primer experimento de laboratorio que demuestra que los videojuegos violentos pueden estimular la agresividad más allá del rato que dure el juego.

RedacciónT21

RedacciónT21