Tendencias21

Modificar la estructura del grafeno mejora sus propiedades

La Conferencia Internacional sobre Dinámica Electrónica de Seminconductores, Optoelectrónica y Nanoestructuras (EDISON’19) ha congregado esta semana en la Universidad de Salamanca a cerca de 150 científicos de diversos países. Las investigaciones en torno al grafeno han centrado buena parte de las novedades. Las propiedades del grafeno ya se conocen, pero aquí se han presentado avances en el sentido de modificar la estructura básica de este material, crear más capas con otros materiales o diseñar materiales similares, con una estructura parecida, para mejorar sus propiedades, explica Tomás González, catedrático de Electrónica de la Universidad de Salamanca. El centro IMDEA-Nanociencia de Madrid ha sido uno de los protagonistas, al explicar cómo modificaciones en el grafeno pueden ser útiles en el campo de la espintrónica, que aprovecha las propiedades magnéticas de las partículas de materiales semiconductores. Los especialistas reunidos en el congreso que trabajan con grafeno lo hacen en el ámbito de la ciencia básica. Se trata de un material formado por láminas de carbono de un solo átomo de espesor con propiedades extraordinarias y prometedoras aplicaciones, aún por explotar. El paso siguiente no corresponde a los físicos, sino a los ingenieros, que pueden aprovechar esas propiedades para desarrollar aplicaciones, señala González. En general, este encuentro ha abordado procesos físicos relacionados con dinámica de portadores, que son, principalmente, los electrones, las partículas subatómicas que están cargadas de electricidad. Estudiar cómo se mueven y qué ocurre cuando cambian de nivel de energía o se desplazan es fundamental para el avance de la tecnología actual, sobre todo en relación a materiales semiconductores. Y todo ello en dimensiones muy pequeñas, nanométricas, millonésimas de milímetro, apunta el investigador. A largo plazo, estas investigaciones cristalizarán en muchos campos, por ejemplo, las comunicaciones. Se han presentado estudios sobre frecuencias de terahercios que están por encima de lo que hoy se utiliza para telecomunicaciones. El día que haya dispositivos funcionando bien para esas frecuencias, tendremos comunicaciones más rápidas y eficientes, comenta. La seguridad y la biomedicina también se beneficiarán de estos avances.

RedacciónT21

RedacciónT21